Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Una oportuna reflexión

Jesús Domingo Martínez (Gerona)
Redacción
sábado, 18 de abril de 2009, 06:08 h (CET)
En momentos en que la LEC está en el Parlament, en el que los profesores de la enseñanza pública hacen huelgas, manifestaciones y protestas, y en los que a veces se contaminan los medios, me parece oportuna una reflexión:

Es cierto que algunos colegios públicos están faltos de medios y de personal para atender las nuevas necesidades que la inmigración y los cambios sociales han traído. Claro que sí. Pero también es cierto que los colegios privados, concertados o no, realizan esfuerzos extras, en horas de trabajo y en decisiones presupuestarias, para ofrecer una calidad educativa que asegure el alumnado necesario y así seguir adelante con su tarea. Y también es bien cierto que existe un trasvase de docentes de la escuela privada a la pública, y no al revés, en busca de un puesto de trabajo seguro y una remuneración mayor. Hay contadas excepciones de funcionarios que renuncian a su plaza para irse a la enseñanza privada a cobrar menos, trabajar más y estar en la cuerda floja si los números no cuadran. Pienso que cabe un reconocimiento del esfuerzo, que junto con los titulares de centros, están haciendo los profesionales de la escuela privada, especialmente la concertada. En Cataluña es la peor pagada.

Noticias relacionadas

La moción de censura y el “Procés”

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris