Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Hablamos de las Cruzadas o de la España actual, señora Pajín?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
jueves, 16 de abril de 2009, 04:38 h (CET)
Ya damos por sabido que el PSOE es ducho en utilizar un mismo argumento, remozado, retocado y reeditado, para insistir sobre él cuando se trata de desprestigiar a su rival político, el PP, y, como de todos es sabido, ya estamos en los prolegómenos de la campaña electoral para las elecciones al Parlamento Europeo que tendrán lugar, D.m, el próximo 7 de junio. La señora Leire Patín no ha querido ser menos que sus antecesores en el cargo y ha entrado en liza utilizando argumentos cogidos por los pelos, para favorecer a su candidato, el señor López Aguilar y atacar, difícil lo va a tener, a uno de los mejores hombres del PP, el señor Mayor Oreja, por desgracia infrautilizado y relegado a un puesto de poco lucimiento político, aunque no exento de una gran importancia en cuanto a nuestras relaciones con la CE. Lo que ocurre con estos socialistas tan poco informados y con tan pocos recursos intelectuales, es que quieren sacar agua de una piedra y lo único que consiguen es hacerse polvo los dedos de la mano.

Veamos si nos entendemos, señora Pajín, el señor Obama es el presidente de los EE.UU y, vale, ya sabemos que el señor Zapatero está entusiasmado con él, que le limpia la alfombra por donde ha de pasar y que le tira incienso en cuanto se cruza con él, pero, por mucho que usted se empeñe en querer aparentar algo que no es, el señor Obama no tiene nada que ver con las elecciones al Parlamento Europeo, y el señor Aznar hace ya dos legislaturas que dejó el gobierno de la nación. Miren ustedes, creo que deben empezar a cambiar el sonsonete y sacar nuevos argumentos para que la gente se interese por ellos, porque lo de la fotografía de las Azores y la guerra de Irak ya son incunables a los que les han sacado ustedes todo el jugo que se les podía sacar, lo mismo que con el Prestig, pero, de tanto ir el cántaro a la fuete acaba por romperse y ustedes corren el riesgo que de tan reiterativos acaben por aburrir a la clientela. Ustedes ya llevan al frente del gobierno de España la friolera de cinco años, tiempo suficiente para que, si el PP cometió algunos errores, hayan podido ustedes enmendarlos y demostrar que lo han sabido hacer mejor que su antecesor. No obstante, señora Pajín, por mucho que usted se empeñe es posible que pueda embaucar a cuatro fanáticos o a algunos resentidos contra la derecha, que prefieran la crisis con ustedes que el bienestar y la prosperidad que proporcionó Aznar a los españoles, cuando estaba al frente del Ejecutivo; pero la evidente realidad es que el paso del PSOE por el gobierno ha sido lo peor que le hubiera podido ocurrir a esta nación, tanto en el aspecto de la solidaridad entre los españoles como en cuanto a la unidad de España; al sistema educativo o en el terreno económico; sin dejar en saco roto el aspecto moral y ético que no tienen por donde agarrarlos.

Es cierto que durante los primeros años gozaron ustedes de unos tiempos dulces, se beneficiaron de los logros económicos del anterior gobierno y se pudieron valer de los partidos minoritarios para conseguir una mayoría suficiente para poderle hacer el vacío al partido de la oposición o ¿es que no recuerda lo del famoso cordón sanitario? Y ¿qué me dice usted de las conversaciones secretas con ETA? o, también, la inefable pantomima con el señor De Juana Chaos o el señor Otegui o ¿se acuerda usted de su jefe con la cantinela del “talante” y con lo de la “paz”? y ¿recuerda que todo ello acabó en uno de los fracasos más sonados que se han podido producir en un gobierno socialista? No nos salga, señora Pajín, con ofrecernos escoger entre la política que tiene pensada hacer el señor Obama en EE.UU (falta ver en lo que va a acabar) para compararla con la del señor Aznar¸ si quiere, ponga enfrentados los logros del señor Aznar en economía con los conseguidos por el señor Zapateo y el señor Solbes durante estos cinco años; o el prestigio que tenía España en Europa y los EE.UU entonces y el que tiene ahora con el señor Zapatero. Europa nunca se va a poder parecer al señor Mayor Oreja porque la una es una sociedad de naciones y el otro es un señor que además es político y, por si fuera poco, nada tiene que ver con la política que hizo Aznar ni nada que, y esto nadie lo pondrá en duda, pueda resultar más pernicioso para los españoles que la política que ha llevado a cabo Zapatero durante los últimos cinco años, donde ha dividido a los españoles, ha resucitado viejas heridas con lo de la Memoria Histórica y ha llevado a los ciudadanos, engañándoles por añadidura, a la peor situación de recesión en la que se ha encontrado el país desde que se instauró la democracia en 1976. Dígales a los españoles, señor Pajín, cuando la Justicia había estado peor, más desprestigiada, con unos jueces más contestados y con un retraso en sus actuaciones como el que en la actualidad se está registrando.

Termine usted de emplear el término progresista como latiguillo para captar votos, porque desde que ustedes lo han puesto de moda no nos ha traído más que limitaciones, menos libertades, más impuestos (entre ellos el famoso CanonDigital, un asalto a mano armada a la ciudadanía), una basura llamada Enseñanza para la Ciudadanía, un chorreo de limitaciones como las que se dan e la comunidad catalana cuando cada día se restringen más las libertades de los ciudadanos que no pueden conseguir que sus hijos de eduquen en castellano; que se sanciona a los que rotulan en español y se obliga a la policía a que se dirija en catalán a los que quieren conseguir alguna información. ¿Es esto progresismo? No, no lo es; a menos que usted considere que un signo de progresismo es poder conseguir un record de más de cien mil fetos eliminados gracias a la ley del aborto o a que los homosexuales y lesbianas nos frieguen por las narices al resto de ciudadanos sus carantoñas y sus desagradables demostraciones de su condición especial.

Recuerde que, hace sólo unos meses ustedes renegaban de los americanos y de todo lo que oliera a ellos; ahora, en un cambio notable, se creen que el señor Obama es de su misma condición sólo porque estuvo charlando un rato con Zapatero. Habrá que ver dos cosas: primero, como le va a Obama con la crisis que tiene en EE.UU y si las medidas billonarias que ha iniciado dan sus frutos y no sumergen a la nación en un endeudamiento que no pueda soportar y, segundo, si esta idolatría que tiene por él el señor Zapatero se va a transformar en algo beneficioso para España y no se queda reducido a buenos gestos de amistad y nada más. Modérese, señora mía, aplíquese en el estudio y no divague, que ya estamos hartos de que ustedes nos quieran enharinar con su demagogia barata y sus habituales embustes. ¡Abur!

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris