Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Matrimonio, compromiso para toda la vida

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
jueves, 16 de abril de 2009, 05:05 h (CET)
Hay gente que está vacía por dentro y suena bastante, como ocurre con los cántaros, que cuando están vacíos suenan, pero llenos, no se sienten. Igual ocurre con algunos matrimonios que no funcionan y suenan, suenan bastante. Pero no ocurre lo mismo con las familias que perseveran. Claro, la perseverancia cuesta, cuando nos comprometemos a vivir una vida en común, no es fácil, pero todo lo que cuesta llega a tener un valor inmenso. No podemos ir al matrimonio pensando que es una compra que hacemos en algunos comercios en los que nos dicen: “pruébelo y si no le gusta, le devolvemos su dinero”, no podemos ir pensando: “yo me comprometo siempre que me vaya bien”, es imposible, en una convivencia surgen problemas de muchos tipos, pero que en la mayoría de las veces todo tiene solución.

Sabemos los que llevamos bastantes años casados que no es fácil, pero posible. No podemos estar continuamente fijándonos en el defecto o en lo que el otro, o la otra me ha hecho o ha dejado de hacer. No podemos solo vivir de los compromisos emocionales.

El sentimentalismo produce insatisfacción, una sociedad sentimental es una sociedad que queda a manos de la casualidad. En ella la gente quiere dejar de ser responsable y es, entonces cuando surgen los conflictos.

Cuando el amor es verdadero, es incondicionado, no admite cláusulas de temporalidad, restricciones ni reservas. El amor total llena de verdad a la persona.

El amor, la entrega y fidelidad de los padres, así como la concordia en la familia, es el mejor testimonio que podemos dejar a nuestros hijos y a la sociedad.

Me temo que, en esta nueva oportunidad, aunque las líneas, que ha tenido a bien urdir servidor, no contengan ni insultos ni descalificaciones, tampoco tendrán cabida en el apartado sobredicho de EL PERIÓDICO GLOBAL EN ESPAÑOL.

Antes de enviar la carta a la dirección electrónica indicada, CartasDirector@elpais.es, le he propuesto a mi alma gemela, Penélope López, que la leyese. Cumplido dicho trámite, me he apostado con ella doble contra sencillo a que ésta tampoco me la publicaba el señor Moreno. Penélope ha rehusado aceptar la apuesta aduciendo este razonamiento (que no miento) del Nobel Rudyard Kipling: “La intuición de una mujer es más exacta que la certeza de un hombre”.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris