Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ministra hollywoodiense, antes de decir, piense

Marino Iglesias Pidal
Redacción
domingo, 12 de abril de 2009, 16:02 h (CET)
Ya de entrada, mientras camina sobre su alfombra roja mental, va y lo suelta: “la crisis no afectará a los derechos de los más necesitados, de los colectivos más vulnerables”.

Algo sí se lo pensó, porque en el lugar preciso la metió, la palabra “derechos”, ¡anda que si no la llega a meter…! y nos deja con “la crisis no afectará a los más necesitados…”.

De cualquier forma, la patica entró, si no lo hizo hasta ahí, por lo menos llegó hasta la rótula. Y es que, aun siendo benevolentes y aceptando que no afectará a los derechos, no hay duda de que sí afectará a los torcidos, es decir, a la cruz de la que los derechos son cara.

Ir repasando uno a uno los derechos para ver el incremento de sus correspondientes torcidos sería labor de alguien mucho más laborioso que yo. De manera que agarremos uno fácil porque vuela bajo y cualquiera le puede echar mano. El derecho al trabajo. Sigue vigente, ¡con la misma vigencia que el día de su nacimiento!

Cosa curiosa, la crisis no puede estar callada. Cuando no se oye, no es porque se oculte silenciosa, no, simplemente es un no ser. En cuanto toma cuerpo, ¡salta! Por ejemplo, el derecho al trabajo, decía, ahí está, en su lugar escrito, pero ¡¿DÓNDE COÑO ESTÁ EL TRABAJO!? Yo le contesto: el remunerado no sé, pero trabajo, ¡MENUDO TRABAJO EL DE BUSCAR TRABAJO!

Por el hecho de que los derechos no pasen de ser meros enunciados, ¿quienes serán los afectados? ¿Renunciará la ministra a los productos y tratamientos que aplica a su blonda cabellera? ¿Se verá obligada a lucir modelitos confeccionados con retales adquiridos en las tiendas que los venden al peso?...

Estos personajes, A LOS QUE TÚ ELIJES Y A LOS QUE TÚ PAGAS, no devengan menos de tres o cuatro sueldos y aun dejándolos sin “trabajo”, a los miembros del gobierno les basta con salvar la ceremonia de toma del cargo para tener derecho a la máxima pensión, y a los diputados y senadores con acumular siete años… Hablando de años, ¿Cuántos tiene la niña Aído? (momentito que voy a averiguar) 32 recién cumplidos. Si la muchachita decidiera prolongar de forma vitalicia las vacaciones de semana santa, a sus 32 añitos ya habría adquirido el derecho a la máxima pensión.

Llegados a este punto no sería yo si no recurro al consabido símil. Coloquemos las piezas de dominó, para producir el efecto de marras, que representarían los diferentes estratos de la sociedad en su punto correspondiente. Empujamos la primera, naturalmente en esa posición están los que nunca ponen, sólo toman. Bien, la primera, ni siquiera sufriría lo que aparentemente ocurriría al utilizar la expresión “pierde el equilibrio”, la realidad es que “traslada” su punto de equilibrio, ahora tiene su centro de gravedad en el culo y su culo se lo soporta, en su nueva postura, la ficha siguiente, o sea que ¡mejor aún! ni siquiera tiene que preocuparse de mantenerse en posición vertical. A partir de la segunda les irá ocurriendo lo mismo a todas las fichas, con la diferencia de que cada una de ellas habrá de soportar la alícuota de peso correspondiente a las precedentes.

¿Y la correspondiente a “los más necesitados”, “los más vulnerables”? ¿Qué lugar es el ocupado habitualmente por esta gente? Todos los sabemos, ¿verdad que sí? Siempre están al borde del abismo. En ese punto y siendo ya la última de la fila, ¿A DÓNDE CARAJO CREE USTED, SEÑORA MINISTRA, QUE IRÁ A PARAR ESTA “FICHA”?

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris