Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Motor

Etiquetas:   FÓRMULA 1 - REPORTAJE   -   Sección:   Motor

El KERS en la Fórmula 1

Daniel Lázaro
Redacción
jueves, 9 de abril de 2009, 19:54 h (CET)
La Fórmula 1 se estaba volviendo extremadamente monótona y anodina. Es por ello por lo que la FIA ha decidido incluir varias modificaciones para este año: el regreso de los slicks, los notables cambios en la aerodinámica de los monoplazas (entre los que se encuentran los del famoso difusor) y la inclusión voluntaria del KERS, del que vamos a hablar en este reportaje.

El sistema de recuperación de energía cinética (KERS son sus siglas en inglés) ya se ha usado en otras competiciones y llega a la Fórmula 1 con el fin de revitalizar los adelantamientos y las salidas alocadas. El caso es que su funcionalidad está todavía por ver, ya que no parece haber tanta diferencia entre los coches que ya lo tienen y los que todavía no lo han implantado.

¿Qué es el KERS?
El fundamento del KERS es sencillo e intuitivo, aunque no resulta tan fácil su inclusión en un monoplaza. El sistema aprovecha la energía cinética que pierde el vehículo en las frenadas, e incluso en las aceleraciones, para almacenarla en un volante de inercia, que gira protegido hasta alcanzar cerca de las 75.000 rpm. A partir de aquí, existen varias posibilidades para transmitir los 60 kW (81 CV) que marca la FIA en un tiempo máximo de 6,67 segundos. En próximos años, con la reducción de la potencia máxima de los motores de 740 a 400 CV, podremos ver como los KERS proporcionan cerca de 240 CV durante algo más de 8 segundos. Probablemente ahí su efecto sea mucho mayor.

Como hemos comentado, la transmisión de la potencia puede llevarse a cabo por distintos métodos: a través de mecanismos, mediante energía eléctrica o utilizando dispositivos neumáticos. Estos últimos apenas han sido desarrollados por sus elevados requerimientos de volumen para un espacio tan ajustado. Pasemos a hablar de los otros dos sistemas, en una fase más avanzada de desarrollo.

El sistema mecánico (ampliamente desarrollado por la extinta Honda y en menor medida por Williams) es, obviamente, el que mayor rendimiento puede proporcionar, ya que descargaría directamente la fuerza del volante de inercia sobre la corona del grupo diferencial, es decir, sobre la propia caja de cambios. Sin embargo, tiene un grave inconveniente que ha hecho que fuera descartado por la mayoría: debe ir junto a la caja de cambios y eso ya no es tan sencillo.

Por tanto, el sistema más utilizado es el eléctrico (lo llevan los siete pilotos que se han lanzado con el KERS desde el inicio), aunque sea el más pesado de todos. La energía se entrega a unos almacenadores (baterías al fin y al cabo), que a su vez mueven un motor eléctrico. Dicho motor es el que transmite la potencia al motor de 4 tiempos y 2,4 litros que mueve a los Fórmula 1 esta temporada. ¿Y por qué se usa si es menos eficiente y más pesado? La respuesta vuelve a estar en temas de diseño, ya que no requiere estar tan cerca del motor. De hecho, la tendencia actual los está colocando lo más al frente posible para equilibrar los pesos de los monoplazas.

¿Es útil el KERS?
La gran pregunta que nos acecha es saber cuándo empezarán a ser útiles los KERS en la Fórmula 1. Actualmente suponen unos aumentos puntuales de potencia que no sirven en el vuelta a vuelta, donde el lastre que supone el KERS (de unos 40 kg) supone una pérdida aproximada de un segundo por vuelta. Visto está que Robert Kubica (sin KERS) ha sido más rápido que su compañero Nick Heidfeld (con KERS), utilizando el mismo vehículo en este inicio de temporada. Quizá hubiera que lastrar también a los coches que hayan aparcado el KERS para comprobar el verdadero potencial de éste.

Ahora mismo, la mejor utilidad del sistema se va a dar en la salida de un Gran Premio, como se vio en Kuala Lumpur. Eso sí, cuando todos los pilotos cuenten con él… todo volverá a ser igual. Todos pulsarán el botón a la vez y desaparecerán las ventajas. Tendremos que esperar a que pase esta temporada de prueba para ver su efecto real en la competición. Al menos, y por fortuna para todos nosotros, el KERS terminará implantándose en todos los vehículos ‘de calle’ para reducir el consumo de combustible y podremos decir que no habrá sido en vano su desarrollo en los circuitos. Démosle tiempo.

Noticias relacionadas

Hamilton brilla en la noche de Singapur y es más líder

Alonso y Sainz, séptimo y octavo

Ferrari "abre la puerta" al hijo de Schumacher si acaba llegando a la F1

Compite actualmente con el equipo Prema Theodore Racing en el Campeonato Europeo de Fórmula 3

Fenati: "No volveré a correr, trabajaré en la ferretería de mi abuelo"

También retomará sus estudios

Alonso prueba el IndyCar pensando en las 500 millas

Diseñando sus nuevos retos

Hamilton consigue una victoria clave en casa del 'ferrarismo'

Sainz acabó noveno en Monza, pero la descalificación de Grosjean le hizo ganar un puesto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris