Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Halcones

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 9 de abril de 2009, 11:53 h (CET)
Mientras Obama postula salirse de Iraq en el 2010, los vientos de guerra en el Medio Oriente podrán crecer con el nuevo gobierno israelí. El entrante primer ministro Netanyahu dice que su prioridad es impedir que Irán avance en sus programas atómicos aunque sea usando la guerra.

Su posible socio principal y canciller es Lieberman, pese a que por él votaron menos de 400,000 sufragantes y obtuvo el 12% de los votos, y que llamó a bombardear nuclearmente a Gaza como a Hiroshima.

Lieberman tiene ideas muy extremas. Propone aumentar la composición judía de Israel permitiendo que sea más fácil inmigrar o convertir al judaísmo a toda persona y ello haga que la mayoría del 20% de la población árabe de Israel pierda su ciudadanía.

Plantea dividir a los hebreos de los árabes en estados étnicamente homogéneos. Por un lado Israel debe anexar las colonias sionistas de Cisjordania y toda Jerusalén, y hacer que los árabes que no juran lealtad al Estado judío pierdan la nacionalidad de la tierra en la que nacieron. Por otra parte se debe permitir que haya Palestina, aunque a Gaza postula quitarle todo suministro de luz, transporte o servicios y desligarla por completo de Cisjordania.

A Siria no quiere devolverle los montes del Golán y quiere bombardearla si Hizbolá sigue lanzando cohetes desde el Líbano.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris