Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Cae izquierda sionista

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 8 de abril de 2009, 11:12 h (CET)
El primer Parlamento que tuvo Israel (1949-51) tuvo dos grandes partidos izquierdistas: el laborismo (con 46 de los 118 congresistas) y el Mapam marxistoide (con 20).

La derecha quedó en cuarto lugar y sin mayor peso. Seis décadas después ha ocurrido lo inverso. Las tres principales fuerzas en las elecciones del 10 de febrero fueron la derecha moderada (Kadima), la dura (Likud) y la extremista (Lieberman y otros), quienes obtuvieron 28, 27 y 22 curules, respectivamente.

Los herederos del laborismo y del Mapam sacaron los peores resultados de su historia (13 y 3 escaños, respectivamente).

El declive del sionismo socialista radica en que se ha mimetizado tanto con la derecha económica y militar que fue perdiendo identidad. El ministro de Defensa laborista Barak pensaba que liderando la ofensiva en Gaza cabalgaría con la ola nacionalista imperante, pero al hacer ello fortaleció a los más halcones.

La mayor tragedia de la izquierda sionista es que buena parte de ella votó por Livni para frenar a los militaristas, pero la única forma que tendría de llegar al gobierno es capitulando ante el más extremista de todos (Lieberman) si es que quiere gobernar.

En su adaptación a los duros el sionismo zurdo se distanció de las minorías no judías, quienes por primera vez han hecho que haya 11 diputados de listas árabes.

Noticias relacionadas

Cafés van salvando vidas

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Un esperanzador encuentro

​Una profunda reflexión y luz y claridad es lo que la Iglesia Universal espera y desea de este encuentro

Momentos difíciles para el Vaticano. La exhumación tercermundista de Franco

“Un maestro que permanece mudo cuando se enseña el error, y no obstante pretende ser un maestro de la verdad, es peor que un fanático descarado y con su hipocresía hace más daño que un hereje...” Martin Lutero

¿Dedicar un tiempo a la política o vivir de la política?

La dedicación a la política, con billete de ida y vuelta, solo será posible cuando el político tenga una profesión a la que volver

Ante el avance de los nacionalismos

Jesús Martínez Madrid, Salt (Girona)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris