Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Líderes, políticos y desalinizadoras

Mario López
Mario López
domingo, 5 de abril de 2009, 13:54 h (CET)
Dice Alberto Vázquez Figueroa que la diferencia entre un líder y un simple político es que al primero le siguen y al segundo se limitan a bailarle alrededor. Pone el ejemplo para cada caso de Esperanza Aguirre y José Luís Rodríguez Zapatero. De la primera es amigo y de ella recibió la promesa de poner en práctica la desalinizadora de su invención, para acabar definitivamente con el problema del agua, si accedía al cargo de Ministra del Medio Ambiente; al parecer el cargo se lo había ofrecido Aznar para su primer gobierno.

El caso es que Aguirre fue nombrada Ministra de Cultura –para mayor gloria de nuestro secular acervo- e Isabel Tocino, Ministra de Medio Ambiente. Achaca Vázquez Figueroa a los celos interministeriales el que su desalinizadora se quedara en dique seco. Pero afirma que, cada vez que se encuentra con ella, Esperanza Aguirre le asegura que si Madrid tuviera puerto de mar el problema del agua se acabaría en el mundo orbe con el solo uso del invento del polifacético escritor tinerfeño. Por cierto, que no sé qué es lo que hace este señor que no está ya colaborando en el Consejo Insular de Aguas de Lanzarote, con la que tienen montada con las desalinizadoras. Pero el caso es que don Alberto cree a pies juntillas a doña Esperanza y añora para Madrid un puerto de mar (se conoce que no ha pasado nunca por Atocha). Pues tampoco estaría de más que se reuniera con Rouco y su homónimo Gallardón para tratar del asunto. Con las tendencias faraónicas de nuestro alcalde y la intercesión divina, de las Vistillas hasta Las Navas de Tolosa, en menos que canta un gallo insomne, surgirá por encima de nuestros madrileños niveles freáticos la mar salada. Eso sí, con todas las desalinizadoras necesarias para acabar con el hambre en el mundo. Dice Vázquez Figueroa que Aguirre es una lideresa de tomo y lomo, capaz de arrastrar a sus seguidores más allá de donde alcanza su ambición que, al parecer, se encuentra en un punto tan desconocido como el fondo de la crisis financiera mundial o la zona afótica de las simas marinas de las Bahamas. Si Alberto Vázquez Figueroa, con la ayuda de su amiga doña Esperanza, consigue la colaboración del alcalde Gallardón –que tiene mucha ilustración- para convencer al cardenal Rouco de que obre ese milagro, los madrileños nos sentiremos resarcidos de todos los males que nuestros gobiernos regional y local nos han venido infiriendo durante todos estos últimos largos años.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris