Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Triángulo

Isaac Bigio
Isaac Bigio
domingo, 5 de abril de 2009, 13:54 h (CET)
Para muchos el Triángulo de las Bermudas es un cementerio de naves. En cambio, el triángulo que hay entre Perú, Chile y Bolivia usualmente suele hacer naufragar muchos planes de paz. Desde 1978 La Paz y Santiago no tienen relaciones diplomáticas, aunque los gobiernos izquierdistas de Morales y Bachelet han buscado reamistarse.

Bolivia anhela una salida propia hacia el Pacífico, y para Chile lo menos incómodo sería una minifranja al norte de sus fronteras para que así no se corte la continuidad de su territorio. Sin embargo, Lima tiene derecho a veto en cualquier transacción sobre Arica. Eliminar los bordes con Chile es visto en Perú con dos actitudes disímiles.

Unos creen que eso afectaría la rica transacción comercial que hay en esa frontera y el que Bolivia use el puerto de Ilo. Otros creen que ello podría hacer reducir el presupuesto militar al eliminar una vía de entrada del mayor ejército que haya invadido a la república.

Lima acaba de pedir a la Corte Internacional de La Haya que solucione un diferendo sobre la plataforma marítima que le corresponde a Perú y a Chile.

Esto genera inquietud en La Paz, que percibe que así se debilita su anhelo de tener un corredor propio en medio de ambos vecinos. A la postre, la única salida realista es hacer un bloque de países tipo Unión Europea.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris