Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Bimsa-Fórum Barcelona o Riviera-Saratoga

Rafael del Barco Carreras
Redacción
lunes, 6 de abril de 2009, 12:11 h (CET)
Abril 2009. Si mezclo las dos noticias barcelonesas a mi entender más importantes del pasado mes por su trasfondo y magnitud, y que debieran ocupar en profundidad y tiempo a toda la Prensa y Tele de Cataluña, ¡y de España!, me expongo a que lo de canalla, patético, donnadie, mentiroso, amargado, resentido, delincuente, estafador, manipulador, “piensa el ladrón”, o loco… se multiplique. Insultos a falta de pruebas. Hace quince años, fue peor, por mi primera novela (ISBN 84-604-7149-7) con nombres fingidos, me llovieron “denuncias falsas”, por suerte todas favorablemente solucionadas.

Se han dictado los dogmas sobre estas dos grandes corrupciones; lo de los macro prostíbulos, a cargo de la vieja Policía Nacional, aunque se está desbordando, y en cuanto a Bimsa del Ayuntamiento, y por su similitud añado lo de ADIGSA de la Generalitat, errores contables, o la descafeinada Oposición de sillón y sueldo de toda la vida pretendiendo medallas con posibles delitos casi prescritos.

Pues bien, si en Cataluña tenemos el honor de los mayores y mejores prostíbulos de Europa, la dimensión con que se explota la ILEGALIDAD indica el grado de CORRUPCIÓN de donde radica, al igual aquellas clínicas abortivas y sus grandes luces de neón, explotando otro ROCAMBOLE LEGAL. Abortos, prostíbulos y droga, con cola de turistas… y oriundos, a lo grande, a la vista, y sin tapujos. Puro cretinismo lo de un policía de tercer nivel dando el “santo”… el enorme tinglado extendido por todo el territorio catalán solo funciona, reitero, tras muchas redes de connivencias mafiosas. Vivimos en una Ciudad de exquisitas “dobles vidas”, y con tal grado de hipocresía que sus más estrechos íntimos… ni se enteran, o no les interesa enterarse.

Recurriendo a mis personajes, en http://www.lagrancorrupcion.blogspot.com adjunto a este comentario la doble vida de Antonio de la Rosa Vázquez, abogado del Estado y alto funcionario del Franquismo, y a deducir la del egregio y galardonado periodista de La Vanguardia, José Martí Gómez, inventándose una historia al dictado y beneficio del hijo Javier de la Rosa Martí, el “empresario modelo” de Jordi Pujol, y más beneficio para quienes le estrujarían por “saber la verdad”, entonces los nuevos Socialistas. Comparando pasado y presente por su línea de continuidad multiplicando “beneficios”.

La Construcción y Financiación, el sector de Bimsa y Adigsa, han alimentado mucho prostíbulo. Me contaba uno de los presentes, hace apenas tres años, en pleno auge la BURBUJA INMOBILIARIA, cuando las “certificaciones de obra”, sin control según la Sindicatura de Cuentas, se abonaban de inmediato. La Policía “no corrupta” observó que en uno de los puticlubs cercano a la autopista de Castelldefels entraban a diario “ejecutivos” sospechosos. Un nido de ricos narcos, dedujeron, y un atardecer se lanzaron a por ellos. Eran de la cercana subcentral de la controvertida CAIXA DE CATALUÑA, para el caso inmobiliaria-constructora y financiera. Alguna “certificación de obra” o “hipoteca ninja” absorbería el gasto, porque no hay “sueldo” que aguante una “vida golfa”.

El inicio de la cadena de complicidades, los ayuntamientos y sus permisos, por el momento con solo dos funcionarios involucrados, aumentando a otros dos en las últimas horas, y un abogado por “extorsionador de burdeles”. Desde los permisos municipales, donde se unen con recalificaciones, permisos de obras, inspecciones, y toda la actividad municipal… a la policía, nacional y municipal, y ¡los juzgados! donde se pierde durante décadas y cientos de casos, miles diría en Cataluña, la posibilidad de contener el gran negocio de la explotación de la prostitución, el delito de proxenetismo (la prostitución no lo es) siempre paralelo al de la droga. Miles de millones de EUROS alimentando circuitos. Cada neón, un circuito. Permisos, continuidad y magnitud son el resultado de una macro corrupción con cientos de funcionarios y políticos involucrados, por activa y pasiva, y hasta la connivencia general, rota solo por los molestos vecinos y sus agrupaciones cívicas, los “torracullons” en la seráfica vida “oficial”.

¡Y la Prensa anunciando prostíbulos y prostitutas! Un gran negocio que inició La Vanguardia y al que se añadió el “oficial” El Periódico. La desfachatez e hipocresía en grado superlativo, a sumar encubrimiento con ánimo de lucro, enaltecimiento, y colaboración con el proxenetismo y “delitos anexos”, aunque la Justicia dictara lo contrario. ¡Solo faltaban en Barcelona los municipales multando a las más desgraciadas callejeras y sus clientes de aluvión!

La moraleja está clara, aunque se ha de matizar, sobretodo porque no se detiene a nadie del Ayuntamiento de Barcelona por constructor e inmobiliario… ni menos jamás ha entrado la Policía como en el de Madrid, precisamente por lo mismo, venta de permisos y “protecciones”, donde quizá necesitaran más furgonetas que en el Riviera con ¡170 prostitutas!, y una docena de jefes.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris