Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Por qué se enfada la distribución?

J. D. Mez Madrid
Redacción
lunes, 6 de abril de 2009, 12:11 h (CET)
El Ministerio de Industria acaba de hacer públicos los primeros datos del informe del Observatorio de Precios del Comercio Minorista, que nace con una vocación de permanencia que esperemos que las presiones del poderoso lobby de la distribución alimentaria española, no trunquen.

El estudio analiza las diferencias de precio en los mismos productos según la empresa de distribución, la ciudad o el tamaño de la superficie de venta. Y revela datos interesantes, como que en este caso el tamaño no importa: las diferencias entre pequeñas y grandes superficies son mínimas.

Aunque lo más atractivo de cara a la opinión pública es la diferencia de precio al consumidor según la enseña distribuidora: en el pescado alcanzan un abultado 74 por ciento; en la carne el 56 y en frutas y hortalizas –cuya transformación en muchos casos no pasa de ponerlas en una malla- el 61 por ciento.

Otra cosa es que a unos operadores acostumbrados a hacer de su capa un sayo, con una competencia en régimen de oligopolio, les moleste que alguien encienda la luz en uno de los eslabones más opacos de la cadena. Defienden a ultranza sus políticas comerciales amparados en una libertad de mercado que no será este medio el que cuestione. Pero ¿por qué en cambio atacan el derecho del consumidor a informarse y el deber de la administración a velar por unas prácticas ajustadas realmente a la ley del mercado y no a la del más fuerte?

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris