Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Sinceridad!, sólo esquivando no se gana el combate, señor Rajoy

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 4 de abril de 2009, 12:27 h (CET)
Es obvio que el “sagaz” señor Soria, nuestro ministro de Sanidad, ha querido desacreditar la manifestación de Madrid a la que concurrieron unas 500.000 personas para pronunciarse a favor de la vida y en contra del aborto; pretendiendo el mosqueado señor que esta magna concentración era algo organizado por el PP al que, de paso, le atribuye que durante el mandato del anterior presidente se llevaron a cabo 500.000 (qué casualidad, ha hecho coincidir la cifra de abortos con la de manifestantes) abortos. Lo que ocurre es que, el señor ministro, debiera de saber que esta proclamación del rechazo por el aborto ni fue organizada por el PP ni, en la misma, este partido tuvo representación oficial alguna; teniendo en cuenta que los pocos cargos del PP que asistieron lo hicieron a titulo personal. Ahora bien, lo que sí se le podría reprochar a don Mariano, lo que muchos de los antiguos afiliados al PP le hubiéramos demandado si todavía tuviéramos fe en el partido y consideráramos que sus dirigentes siguen en la misma línea fundacional de dicha formación política; es que mantuviera una línea coherente con lo que ha sido y debiera continuar siendo, la apuesta por la defensa de la vida humana en todos sus estadios, desde la fecundación del óvulo hasta el nacimiento de la criatura. No se puede poner un cirio al Diablo y otro al Santo Cristo.

Me ha chocado bastante que, entre todos los comentarios aparecidos en prensa y en las radios, favorables y menos favorables, que se le han hecho a la intervención del señor Rajoy en la TV1 de ayer noche; pocos son los que han hecho referencia a las preguntas a las que tuvo que contestar sobre el aborto. A mi modesto criterio su contestación vino precedida de una visible turbación del personaje, al que se le vio incómodo y poco seguro de lo que estaba diciendo, cuando intentó pergeñar una explicación creíble sobre el hecho, por otra parte, incuestionable, de que, durante el mandato del PP, se mantuvieron los tres supuestos que siguen vigentes respecto a las excepciones a su prohibición; lo que dio lugar al chorro de abortos que se les colaron a través de los dichosos supuestos de legitimación de la matanza de fetos.. Estuvo muy firme en cuanto al proyecto, defendido por la señora Bibiana Aído, de ampliación de los supuestos y los plazos, contra el que anunció recurso de inconstitucionalidad si se llegaba a aprobar en las Cortes; sin embargo, no hizo alusión, cuando tuvo ocasión de hacerlo, al coladero en el que se ha convertido el supuesto de la supuesta enfermedad física o psíquica de la madre. Una ley carece de eficacia si su aplicación no está avalada por el control llevado a cabo por las autoridades encargadas de velar por ella. Resulta una mera caricatura de si misma cualquier norma si, desde los propios organismos e instituciones que tienen el deber de controlarla y sancionar su incumplimiento, se hacen de mangas capirotes para favorecer, camuflar o ocultar su incumplimiento, de forma tal que abortar resulte una práctica tan fácil e impune como ir a la peluquería a cortarse el pelo..

El señor Rajoy hizo un intento baldío, a mi criterio, de justificar los abusos cometidos con la ley del Aborto en base a la necesidad de cumplir la vigente ley y los tres supuestos en los que se permite abortar; pero, lo que debió haber defendido era, precisamente, el hecho incuestionable de que la inclusión de tales excepciones al delito de abortar, han sido la causa de que se vengan registrando más de cien mil abortos anuales, lo que viene a certificar que, tales supuestos se han convertido en un medio de legitimar que se sigan cometiendo, impunemente, los sacrificios de los fetos sin más posibilidades de evitarlo que sea su propia madre quien decida que nazcan. Si, como dijo, el señor Rajoy. es partidario de la vida y del derecho de los concebidos a nacer, su actitud dubitativa, esquiva y, evidentemente, poco definida tuvo la virtud de convencer a la audiencia de su postura no era contraria al aborto en sí, sino, en todo caso, a las posibles ampliaciones propuestas por el PSOE. Esto es lo que no nos convence del señor Rajoy, que parece que, con tal de mantenerse en el machito y no indisponerse con posible electores que le puedan votar; no duda en aceptar como buenas aquellas opciones o prácticas contrarias a los valores que, el PP, siempre había tenido como fundamentales. Aquellos que convocaron la manifestación en contra del aborto y, muchos otros que no pudimos asistir pero que nos identificamos con dicha causa, no creemos en las medias tintas cuando se trata de temas tan serios y trascendentales en los que está involucrado el derecho a nacer de unos seres indefensos. No es posible adoptar actitudes contemporizadoras, porque no estamos jugando con peras o manzanas, sino que nos enfrentamos a un tema ético y moral de gran trascendencia, que afecta a las conciencias de muchas personas que se sienten agredidas en sus creencias, sus valores y su sensibilidad ante una conculcación tan evidente del derecho natural, que está situado por encima de cualquier opción de tipo partidista o desenfreno fruto de una equivocada creencia en supuestos derechos de la mujer sobre su cuerpo que, no obstante, entrañan un poder de decisión que sobrepasa a sus facultades como persona. Aborrecemos y abjuramos de la pena de muerte; no hay ninguno de estos progresistas que nos rodean que la acepten, lo mismo que repudian las guerras pero ¡ay! en cuanto hablamos de aborto las tornas se cambian y nadie tendría ningún escrúpulo ante semejante aberración como si todo fuera un cuestión del tamaño del ser al que se sacrifica.

Debo añadir que, el espectáculo preparado por la TV1, fue la expresión más denigrante de lo que es una encerrona. Casi la totalidad de los que formularon preguntas llevaban impresos en sus rostros su filiación política y algunos, aparte de insolentes y mal educados, dieron muestras de la más absoluta ignorancia sobre los temas que propusieron. Es curioso como huyen de la clase media y evitan personas de opiniones distintas a las de quienes manejan la TV pública, entregada por completo al PSOE, desde el propio señor Milá a cualquiera del resto del elenco de la cadena. Hay que decir que el señor Rajoy fue muy prudente contestando, salvo en un caso de un señor que estaba en paro, tenía dos hijos y pagaba una hipoteca que le dijo que sólo percibía 800 euros mensuales, ¡no se puede contestar a un señor en tales condiciones que “se aguante” y que ya vendrán tiempos mejores! Parece imposible que, el señor Rajoy, no fuera capaz de decirles a quienes le preguntaban que ellos no gobernaban y que si tenía alguien que formular quejas respecto a la crisis, que se las hicieran al gobierno del señor ZP. Les falta valor, les falta seriedad en mantener sus principios pese a quien pese y moleste a quien moleste, porque, precisamente por estar en la oposición, su misión es recordarle al Ejecutivo que se tiene un programa distinto y que por eso, no se le apoya porque la deriva que lleva el Gobierno nos ha conducido a la situación en la que estamos. Pero no hay nada que hacer, les puede el virus de la política y no entienden que los ciudadanos ya estamos hasta las narices de que nos vengan engañando pretendiendo mostrarnos que lo que vemos negro es rosa. ¡Así, señores, no vamos a ninguna parte!

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris