Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Sin mar

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 4 de abril de 2009, 12:27 h (CET)
Hace 130 años Bolivia se unió al Paraguay integrando el club de los únicos países americanos sin mar.

Bolivia es el único Estado americano que ha perdido territorios ante todos sus vecinos. Su actual área es menos de la mitad de la que ocupaba cuando esta república se proclamó en 1825.

En 1879 Chile ocupó Antofagasta con pocos hombres y sin que haya muchas bajas bolivianas. A pesar de que Bolivia ha perdido más áreas ante Brasil o mucho más vidas en la larga guerra con Paraguay (1932-1935), la mayor herida que tiene ese país es el haberse quedado sin litoral.

El Perú no pudo resistir a Chile, mientras que Argentina no entró a la guerra a cambio de ciertas transacciones y buscando evitar el riesgo de un conflicto con Brasil.

Chile es económica y militarmente superior a Bolivia. Si La Paz quiere tener acceso directo al mar, debe ofrecer algo a cambio (ya sea en recursos, inversiones o territorios) a Chile y, en ciertas condiciones, al Perú.

Si es que no hay una guerra o revoluciones de por medio, la mejor alternativa que tendría Bolivia de tener su propio puerto marítimo (o algo similar a ello) es siguiendo un modelo similar al de la Unión Europea, donde las naciones mediterráneas pueden movilizar todos sus habitantes o recursos libremente a todas las costas que son parte de dicho bloque.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris