Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Revista-arte

Etiquetas:   MIGUEL ÁNGEL + DALÍ = MONA LISA   -   Sección:   Revista-arte

La vida en un dibujo

Yaiza Duque Ortells
Redacción
martes, 31 de marzo de 2009, 22:00 h (CET)





Antonio Mingote con un ejemplar de "La Codorniz"



“La vida cabe en un dibujo”. Con esta frase como titular, el IVAM nos introduce en la obra de un conocido humorista gráfico, Antonio Mingote.

Creció rodeado de literatura y pintura, no es de extrañar que ambas ramas fuesen los basamentos de todo su trabajo. Su talento pictórico se entrelaza con su inspiración literaria para brindarnos con risas y críticas siempre dotadas de ironía.

Antonio Mingote fue también escritor, periodista y miembro de la Real Academia Española. Y su trabajo abarca un periodo de tiempo entre los años 40 hasta la actualidad, es decir, unos 70 años aproximadamente de trabajo creativo que le merece este artículo y mil más. De hecho, existe el “Premio Mingote”, que se otorga al trabajo periodístico más elocuente y filosófico y es uno de los más prestigiosos premios dentro del periodismo.

Sus dibujos combinan la crítica y la reflexión, el humor y el portarretrato de la sociedad española. Me interesa realmente esta parte, su trabajo gráfico. Hacer que la gente ría no es nada fácil. Por lo que yo creo que es una cualidad admirable. Y hacerlo durante 70 años y con dibujos es algo por lo que “quitarse el sombrero”.

Existen muchísimos programas de televisión de humor, series... pero la verdad es que no a todo el mundo le hacen gracia. Tal es así que mientras hay gente que se ríe con “La hora chanante”, otros lo hacen con “friends” y otros con “padre de familia”. Son distintos tipos de humor: gags, sarcasmo o cinismo, paridas… Muchas veces hay gente que le gusta un tipo y no entiende o no le gusta en absoluto el otro pues lo considera vulgar o carente de gracia.

Los dibujos de Mingote utilizan el humor de diferentes maneras. Pero tienen un punto común que hacen que a todo el mundo le gusten o si no les gusta no lo desprecien. Se trata de un humor inteligente, literario, pero nunca especializado. No trata al receptor como un estúpido, sino que le hace pensar, aunque nunca tanto como para que tenga que “filosofar” sobre lo que el autor ha querido decir. El claro ejemplo de ello es que Mingote empezó su carrera como dibujante para la revista “La codorniz”, definida como “La revista más audaz, para el lector más inteligente”.

Busca la inspiración en la cotidianeidad, las injusticias sociales, la moralidad, y en la cultura o la historia española; plasmándolas en sus dibujos de manera irónica pero nunca llegando al sarcasmo o al nihilismo, de manera que no hiere sentimientos (ni pensamientos).

Además sus dibujos tienen unas características distintivas que los dotan de personalidad. Cualquiera que conozca a Mingote puede reconocer cualquiera de sus dibujos incluso fuera de contexto. Las líneas no rectas, esos volúmenes, esas caras inacabadas a veces, y esas cuatro líneas con las que da forma a cualquier forma (valga la redundancia).

En definitiva, sus dibujos tienen un efecto confortable sobre el lector. Nos hace sentir a gusto y nos hace reír. ¿Esto es lo más importante no?

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris