Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

¿Qué credibilidad le queda a la derecha española?

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 2 de abril de 2009, 10:52 h (CET)
En el artículo anterior a éste que está usted leyendo, impagable lector, he escrito que la derecha ha perdido la batalla de la credulidad social. Un lector, un antiguo alumno al que aprecio considerablemente, me pregunta si no se trata de la batalla de la credibilidad. Ambas cosas, le respondo. Y echo la culpa a la Historia, a Aznar y a Trillo.

Como considero explicado lo de la pérdida de la batalla de la credulidad paso a explicar lo de la credibilidad, lo que espero me permita escribir hoy de lo que tenía pensado escribir hoy. A la derecha española, representada mayoritariamente por el PP, le ha perdido la tradición caciquil, mangoneante y mangante que en otras épocas históricas (¿sólo?) le ha acompañado. Y si algún lector me viene a decir que la izquierda española no es virginalmente inocente le diré que tiene razón, toda la razón. No me pregunten por qué, pero España ha decidido perdonar las rebeliones militares de la izquierda, quizá porque no tuvieron la trascendencia de las de la derecha, y las quemas de conventos y asesinatos de curas y de miembros de la CEDA y de la derecha en general. Sin embargo aún hoy andamos desenterrando, creo que justificadamente, a los muertos que los falangistas iban dejando por cunetas y tapias de cementerios. Si me piden una explicación no se la puedo dar, pero me parece que ésa es sin embargo la realidad.

Y permítanme no detenerme en analizar cuántos votos y cuánto prestigio le cuesta al PP su negativa a condenar, maldecir y rechazar el franquismo en las varias oportunidades que ha tenido y centrarme en cómo Aznar es el principal culpable de la victoria de Zapa en las elecciones de hace cinco años, aquéllas marcadas por los atentados de Atocha. Sin duda que esos atentados movilizaron miles de votos de la izquierda que iban a quedarse en casa y cambiaron el signo de otros muchos, contribuyendo a la derrota de Rajoy, es algo no demostrable pero que doy por supuesto. Es absurdo negar la influencia de unos atentados tan terribles y tan próximos a las elecciones.

La gestión nefasta, surrealista y absurda que el gobierno hizo de la catástrofe y las cualidades innatas de la izquierda para el agit-prop también fueron imprescindibles para aquellos resultados, pero el PP ya había quedado absolutamente retratado como "el partido de la guerra" ante una sociedad que la rechazaba mayoritariamente, haciendo piña en contra de aquella ilegítima invasión, y que consideraba la foto de las Azores y el apoyo verbal y político que Aznar daba a los ejércitos ocupantes de EEUU y Gran Bretaña como un grave error de imprevisibles consecuencias. El descrédito popular de Aznar y del PP ascendió a grandes niveles y sabido es que las elecciones se ganan o pierden por un fino colchón de votos que suele variar en cada elección.

Y ahora Trillo, que es de lo que quería escribir hoy, aunque me estoy quedando sin espacio. Sé que le acaban de preguntar a Rajoy por ello en TVE1, pero ni conozco ni me importa la evasiva que haya respondido, me importa un comino, ya es tarde. Es patético, doloroso, vergonzoso, repugnante, ofensivo e insultante (podría seguir) que Trillo no haya salido mil veces seguidas a pedir perdón por todo lo sucedido con el Yakolev 42 y a ofrecer otras mil veces su dimisión de todos sus cargos políticos. Eso si no tiene consecuencias judiciales, que está por ver. Que el PP no le haya exigido responsabilidades, que le haya dejado seguir en su puesto es trágico, deplorable, ignominioso, repulsivo, irrespetuoso e injurioso. Después de las declaraciones que ayer han realizado los forenses, que encontraron restos de tres personas en un mismo féretro, no haberle defenestrado políticamente es infausto, horroroso, vil, repelente, impertinente y despectivo.

Si después de estas declaraciones de los forenses queda algún votante alicantino que desee volver a votar a Trillo, si después de estas declaraciones de los forenses el PP le vuelve a presentar en sus listas ¿qué credibilidad le queda a la derecha española?

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris