Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

La marcha antiabortista

Mario López
Mario López
jueves, 2 de abril de 2009, 10:52 h (CET)
Las últimas marchas de ciudadanos manifestándose en contra de la ley del aborto causan perplejidad incluso a los que consideramos que el aborto es una mala solución para resolver un problema sobrevenido, en ocasiones, por falta del necesario control que se debe tener a la hora de realizar el coito.

Y causa perplejidad porque lo que los manifestantes defienden a voz en grito lo defendemos la práctica totalidad de los seres humanos: el derecho a la vida. Todos defendemos el derecho a la vida y a la protección de las mujeres embarazadas. Faltaría más. Lo que, sin embargo, no dicen con la misma claridad los manifestantes antiabortistas es lo qué pretenden con la abolición de la ley del aborto. Y lo que pretenden es que a las mujeres que practiquen el aborto y a los profesionales de la medicina que ayuden a hacerlo se les pueda llevar a la cárcel. Lo que no dicen los ciudadanos que se manifiestan en contra de la ley del aborto es que quieren penalizar su práctica y criminalizar a quien lo practica. Y es ese el quid de la cuestión. Nadie está fomentando el asesinato de niños nonatos. Nadie está fomentando la práctica de algo que nos consta a todos que es traumático, fundamentalmente para la mujer. Lo que sí deseamos rotundamente los defensores de la ley del aborto y su posible ampliación a ciertos supuestos es evitar que la mujer pueda ser condenada por interrumpir un embarazo y dotar a la sociedad de los recursos necesarios para sobrellevar de la mejor manera posible la práctica del aborto, conjugándola con la educación sexual y la promoción del uso de métodos anticonceptivos más inocuos. Cabría preguntar a los manifestantes antiabortistas si también están en contra del condón y de la asignatura de Enseñanza para la Ciudadanía ¿Estarían dispuestos a que sus hijas fueran a la cárcel por interrumpir un embarazo no deseado, por ejemplo, fruto de la relación de su niña con el impresentable aquel que tiene pinta de muerto de hambre?

Noticias relacionadas

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris