Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

58 millones

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
miércoles, 1 de abril de 2009, 06:43 h (CET)
Es el aval económico que requieren los estatutos del Real Madrid para poder presentarse como candidato a la presidencia del club. Quien no los posea, jamás podrá ser presidente del Madrid. Partiendo de este requisito, sabemos que sólo un porcentaje ínfimo de socios del club blanco tiene posibilidad de ser presidente. Hablando claro: o eres rico o quédate en casa. Un detalle que demuestra que el Real Madrid es un club elitista, donde importantes constructores y empresarios aguardan como serpientes el momento más oportuno para sentarse en la poltrona más codiciada de España tras la de la Moncloa.

Si el fútbol es un negocio, la cara institucional del Real Madrid nos lo confirma en cada periodo electoral. Oigo a muchos socios del Madrid quejarse de la opaca gestión de Ramón Calderón, de la galaxia de Florentino Pérez o de los pellizcos que Lorenzo Sanz cogía de la caja blanca para jugar al póquer. Pero a día de hoy esto es lo que hay. Los estatutos del club se convierten en la primera barrera para que abonados del Real Madrid, madridistas reales de corazón, no puedan aspirar jamás a ser presidente.

El madridismo no se lleva en el verde de los billetes de cien euros, sino en el blanco de la camiseta. A día de hoy hay que cumplir dos requisitos primordiales si al menos pretendes estar entre los candidatos elegibles: tener a mano en el monedero 58 millones de euros y llevar 10 años mínimo de antigüedad como socio. A partir de aquí, lo que ocurre es lo siguiente: personajes del mundo de los negocios y empresarios, ajenos por completo al fútbol en general y al Madrid en particular, se hacen socios del Real Madrid como inversión a medio-largo plazo. De esta manera, cuando transcurra una década, que tampoco es tanto tiempo si hablamos de un negocio de tal volumen, ya lo tienen todo para ser presidente del Real Madrid. Todo menos un pequeño detalle: el sentimiento.

Y después pasa lo que pasa. Que el club se convierte en el salón de amigos del presidente de turno donde los partidos del domingo sólo son una excusa para reunirse a hablar de negocios y cerrar acuerdos inmobiliarios. Una autoinmolación. Diez años de abonado los puede tener cualquier persona que se haga un carnet, pero 58 millones sólo afortunados empresarios que pueden utilizar la silla presidencial del club como campaña de publicidad y posición estratégica de mercado. Es decir, ganar imagen a costa del escudo del Real Madrid.

¿Acaso creen que un empresario de 60 años que lleve quince de socio es madridista de corazón? Si tan madridista es, ¿por qué esperó 45 años para hacerse socio? Total, si le sobraba el dinero, tampoco le dolería mucho gastarse 400 euros para ir a ver a su equipo aunque sea el día del derbi y del Barcelona. Que la gente no se engañe: un madridista de verdad no se hace socio a los 40 años, sino a los 18, cuando cobra su primer sueldo. En el número del carnet de cada candidato se encierra la verdad: su madridismo o su interés por el Real Madrid, que no es lo mismo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris