Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Adigsa y Bimsa, Generalitat y Ayto. de Barcelona

Rafael del Barco Carreras
Redacción
miércoles, 1 de abril de 2009, 06:38 h (CET)
Marzo 2009. Leyendo la Prensa, o mejor Internet, tiro de mi hemeroteca particular. Mis fantasmas. E insisto, porque la situación actual lo requiere… nada ha cambiado en 30 años en Barcelona. ¿Por qué iba a cambiar si en cuanto a la disuasión que impone el CÓDIGO PENAL, apenas ha pasado nada? Máxime que se condene a algún despistado o ignorante del cómo funciona la Ciudad. O quien no pudo pagar las extorsiones de Piqué Vidal-Pascual Estevill, o de tantos otros abogados-jueces-fiscales-policías, hasta Prensa, cobrando “en negro”… y sigue sin pasar nada, por lo tanto funciona algo parecido.

ADIGSA (para situarnos, la del Carmelo) de la Generalitat, o BIMSA (FÓRUM-DIAGONAL MAR) del Ayuntamiento, las han hecho de tal calibre que la Sindicatura de Cuentas de Cataluña, organismo que suma varios “dimes y diretes” e interpelaciones en el Parlament por su entrega “partidaria y partidista”, ha dictado, supongo intentando lavarse las manos por lo que un día u otro si la llamada Democracia funciona, y hay alternancia, se sabrá… otros lo atribuyen a las luchas internas del Socialismo Catalán entre los “millonarios” y los “con uno o dos sueldos”… “Contratos verbales de adjudicación de obras y sin la supervisión de la persona responsable; ausencia de un manual de actuación; listado poco fiable de contrataciones; desvíos de coste del 15´5 al alza en rehabilitaciones…”… además en 2007 la Audiencia de Barcelona ordena reabrir un sumario para incorporar nuevas valoraciones de unos terrenos… jueces decentes, del entorno o los mismos que revocaron el mismo año el tercer grado para Juan Piqué Vidal a los dos meses de iniciada la condena de siete años, aunque solo consiguieran que buscara y encontrara otra fórmula para eludir el cumplimiento que a cualquier mortal se le exigiría, ver www.lagrancorrupcion.com

Curiosas páginas de 1980, en http://www.lagrancorrupcion.blogspot.com, ante las que me pregunto cuanto pagaría Javier de la Rosa Martí para que no le involucraran… y aquellos aun siguen… y gente que ha firmado informes falsos, cuentas falsas, liquidaciones inexistentes, despidos irreales, o encubriendo… y no pasa nada… A mí me condenaron por “encubridor”, acusado por el Ayuntamiento de Narcís Serra y Pascual Maragall. O aquel Ayuntamiento Socialista prevaricaba conmigo, o el actual socialista de Hereu prevarica al no denunciar ahora. Y la Sindicatura informa… y lo del “3 o 20% de Maragall”, abarcando TODA LA CONSTRUCCIÓN y sumando de antiguo y nuevo en la BURBUJA INMOBILIARIA y las HIPOTECAS NINJA… los del sumario de Hacienda de antes de que funcionara Internet… “todo atado y bien atado”… pero ¿a quién pagan para que no se detenga a nadie del Socialismo Catalán?... ¿o su peso político-mafioso es suficiente?, pero como lo mismo vale con el Pujolismo, diría no es cuestión ideológica sino crematística…la “pela”…

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris