Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La Iglesia contraataca

Fernando Martín (Valladolid)
Redacción
miércoles, 1 de abril de 2009, 06:38 h (CET)
La enorme campaña mediática contra la modificación de la ley del aborto que la Iglesia Católica está llevando a cabo es digna de ser recordada. Y edemás lo hace en el momento oportuno, ya que mientras atendemos a esta polémica, no nos centramos en el gran agujero negro que engulle a la economía española.

Pero, ¿dónde estaba la Iglesia Católica cuando los precios de la vivienda, un bien de primera necesidad, se incrementaban en 2 dígitos anuales hipotecando de por vida a las familias, o cuando dichos precios hacían imposible que un solo sueldo pudiera mantener a una familia y se obligaba a las madres a dejar a sus hijos en manos de terceras personas para poder traer mas dinero a casa, o cuando los jóvenes, hartos de precios de compra y alquileres abusivos, se manifestaban por el derecho a una vivienda digna y la sociedad española se reía de ellos, o cuando todos los organismos internacionales nos advertían del estallido de la burbuja inmobiliaria española? A Zapatero se le pueden reprochar muchas cosas, sobre todo que no quisiera desactivar la bomba de relojería que nos dejo Aznar, pero me parece vergonzoso que ahora la Iglesia Católica, desde unos buenos despachos que se han costeado a base de pelotazos urbanísticos eclesiásticos mediante la revalorización artificial de sus propiedades inmobiliarias, les diga a los jóvenes lo que deben o no deben hacer, una juventud que no tiene presente y cuyo futuro está sembrado de deudas. Si cada niño español tiene ya una deuda futura de casi 2000 euros (y aumentando), ¿debemos seguir trayendo más esclavos futuros?

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris