Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Libros

Etiquetas:   Crítica de cómic   -   Sección:   Libros

‘Jonah Hex’, el Exterminador de alimañas: un solitario en el Oeste americano

Herme Cerezo
Herme Cerezo
sábado, 18 de abril de 2009, 11:13 h (CET)
Los cómics no han sido únicamente feudo de superhéroes. Ha habido y hay multitud de otros personajes, aventureros, piratas, investigadores privados, guerreros medievales, misioneros, prostitutas, por citar sólo unos cuantos, que han llenado las horas de ocio y esparcimiento de los lectores del noveno arte. Y también hubo, hay y, probablemente, seguirá habiendo vaqueros (cowboys, que se decía antes) de pistola rápida y nervios de acero. Sin ir más lejos y en un claro guiño al género, hasta el propio Tintín apareció vestido con revólver al cinto, pañuelo y sombrero tejano, en uno de sus primeros álbumes: ‘Tintín en América".




Portada del cómic.


Los vaqueros constituyen todo una entidad propia dentro del noveno arte. Y también del cine. Las películas western se cuentan por centenares. Y hay de todo: desde obras maestras a pura basura. Precisamente, siempre existió una relación directa entre el cine y los tebeos del Oeste como veremos a continuación. ‘Red Ryder’, el vaquero pelirrojo, fue el primero que alcanzó un notable éxito en el mundo del cómic. Al principio sus historias se publicaron como simples recopilaciones de las tiras aparecidas en la prensa y después como álbumes enteros. Les hablo del año 1940. El siguiente héroe de relumbrón fue el mítico ‘Tom Mix’, famoso por sus películas, cuyas aventuras dibujadas se enviaban gratuitamente a los lectores jóvenes a cambio de un par de tapas de una conocida marca de cereales norteamericana. Aunque a mediados de la década anterior, años treinta, otro personaje, nacido de las novelas populares escritas por Clarence E. Muldford, Bill "Hopalong" Cassidy, ya fue llevado al cine y a la televisión con extraordinario éxito. Los episodios televisivos fueron convertidos posteriormente en tebeos. Otros personajes que participaron de ambos medios, cine y cómic, fueron ‘Gene Autry’ y ‘Roy Rogers’ (todavía recuerdo sus cómics de la editorial Novaro, ¡snif!). La segunda mitad de los cuarenta y la década de los cincuenta parecen la época dorada del género de los pistoleros. ‘Lone Ranger’, ‘Wild Bill Pecos’, ‘The Durango Kid’, ‘Ghost Rider’, ‘Apache Kid’,‘The Ringo Kid’ y ‘Rawhide Kid’ arrasaron entre los aficionados del momento. La fiebre pareció calmarse hasta 1970, cuando apareció la revista ‘All Star Western’ en la que comenzó a reeditarse producción antigua. Pero poco a poco el éxito animó a contratar material nuevo. Y así en el número 10 de la revista nació el personaje del que les hablaré hoy: ‘Jonah Hex’, cuyos dibujos se encargaron al principio a los filipinos Tony de Zúñiga y Noy Panalian quienes, posteriormente, serían reemplazados por los latinoamericanos Jorge Moliterni y José Luis García López. De toda aquella cohorte de pistoleros, ‘Jonah Hex’ es el que, de momento, sobrevive y nos llega ahora gracias a la buena selección de sus mejores historietas, editada recientemente por Planeta DeAgostini, bajo el título genérico de ‘Jonah Hex’.

Pero, ¿quién es Jonah Hex? Hex es un amargado exoficial confederado, que perdió medio rostro en una refriega, a resultas de la cual le quedó un extraña cicatriz en la parte derecha de la cara. Desde entonces cabalga en solitario, bajo un sol de plomo y un polvo de mil demonios, debatiéndose entre el bien y el mal, simbolizados por cada una de las dos mitades de su semblante. Podemos entresacar una definición suya del comienzo de una de las historietas (‘¡Duelo con los Gallagher!’), contenida en este recopilatorio de Planeta: "Para unos era un héroe, para otros un villano, y allí donde iba su nombre se pronunciaba en susurros. Jonah Hex no tenía amigos, pero sí dos compañeros: la muerte ... y el acre olor de la pólvora". Lo cierto es que los sucesivos guionistas de la serie (John Albano, Arnold Drake, Michael Fleisher, Robert Kanigher, Gil Kane o Denny 0’Neil) no terminan de aclarar del todo la psicología del personaje, lo que constituye un aliciente más para sus aventuras. Teóricamente, para el antiguo "johnny reb", cada hombre es lo que vale según su pasquín de busca y captura: 100, 200 ó 500 dólares. Sin embargo, algunos de sus comportamientos no se corresponden exactamente con este esquema de partida. En la misma historieta citada anteriormente, ‘¡Duelo con los Gallagher!’, el propio Jonah medita en silencio mientras cabalga: "Por supuesto, no llevo persiguiéndoles dos meses enteros por la recompensa, ¡no señor! ¡Lo hago porque me encanta mi trabajo!". Por dinero o por oficio, lo bien cierto es que se trata de un pistolero temido y respetado. Los que le conocen procuran evitarlo y únicamente los inconscientes – por cierto los hay a puñados en sus historias – resuelven plantarle cara. Su imprudencia suelen pagarla a precio elevado, muy elevado. A veces hasta con dos fiambres por viñeta.

La extensión de las historietas, según guionistas, oscila entre las 16 y 20 páginas. Son completamente independientes aunque en algunos casos se continúan. Los argumentos del western están ya todos escritos, quiero decir que la reiteración de situaciones es una característica del género. En ese sentido la brevedad de los guiones, esas 16-20 páginas, se agradece porque facilitan una rápida y fácil asimilación de las historias y nos sumerge en mil y un problemas distintos. De un escenario volamos a otro con rapidez. El pasado se esfuma como por ensalmo y así vemos como Jonah Hex se recupera, con enorme vitalidad, presteza y sin secuelas, de las heridas de bala que ha podido sufrir en el anterior episodio, algo que en álbumes de mayor longitud no podría ocurrir por el tempo que exige cada formato.

Los dibujantes, ya citados anteriormente, que se han sucedido en la serie han desarrollado una riquísima imaginería en la que los cambios de lápiz y mano apenas si se notan. Pocos escorzos tan variados he visto en otras historietas, máxime tratándose de un pistolero que dispara sus dos revólveres a la vez, con una envidiable puntería y habilidad, cuerpo a tierra, revolviéndose en el aire, a pecho descubierto, de pie o arrodillado. Las portadas de las aventuras son panorámicas y nos ponen en situación rápidamente. Son una buena referencia para lo que vamos a leer a continuación. En cierta medida, recuerdan los comienzos de algunas de los episodios de ‘The Spirit’ de Eisner, si bien los planos no son tan singulares como los del dibujante de Brooklyn.

‘Jonah Hex’, la recopilación de Planeta DeAgostini, por su extensión, es un libro para leer a tragos. Tragos largos pero no seguidos. Es un buen tebeo para desconectar, muy bueno, para acompañar otras lecturas, para relajarse, para distraerse, para el buen disfrute de los amantes del western. Es la virtud y el riesgo de una recopilación tan extensa.

‘Jonah Hex’, que siempre se mantuvo vivo, editorialmente hablando, de una forma u otra – estamos ante un superviviente nato – , vive en la actualidad una segunda juventud. Los culpables de su continuidad son los nuevos guionistas, Justin Gray y Jimmy Palmiotti, y los dibujantes Tony de Zúñiga, el eterno, Phil Noto, JH. Williams III, Jordi Bernet y Rafa Garrés. Hay que aprovecharse de ella y seguir cabalgando junto con este "exterminador de alimañas".

____________________

‘JONAH HEX’, Vol I. Varios autores. Editorial Planeta DeAgostini, marzo, 2009; 528 páginas, blanco y negro. Precio: 19,95 euros.

Noticias relacionadas

Deusto publica 'Leviatán. O la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil'

El libro más conocido de Thomas Hobbes, con traducción de Antonio Escohotado

La muerte

Un microrelato de Esther Videgain

"Creemos que lo sabemos todo de todos y no conocemos nada de nadie"

Entrevista al escritor Miguel Ángel Hernández

Cómo combatir y prevenir el acoso infantil

Una obra fundamental para aprender a detectar el bullying y empezar a combatirlo

"Este libro es mi aporte fruto de mi compromiso con los venezolanos"

Entrevista a ​Álvaro de Lamadrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris