Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El señor Méndez y las cuentas del Gran Capitán

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 31 de marzo de 2009, 11:10 h (CET)
Es inaudito lo que los ciudadanos de a pie nos vemos obligados a escuchar de aquellos que, en teoría, tendrían muchas cosas que decir respecto a la crisis que nos está afectando. Porque, señores, si el señor Rodríguez Zapatero habla con tanto énfasis de que no se van a tocar ninguna de las conquistas laborales de los trabajadores “manque” la represión arrase España y. no obstante, no tenemos más que echar una mirada alrededor para apercibirnos que ya estamos ante cuatro millones de trabajadores que no tienen trabajo y que 1.300.000 de ellos no cobran prestación alguna; nos gustaría preguntarle a nuestro eximio Presidente si es que el derecho a trabajar y percibir un salario digno no es la primera y más importante de las conquistas laborales para cualquier trabajador de este país. Porque el señor Zapatero, como muchos otros a los que se les llena la boca de demagogia cuando se trata de buscar votos, pero que luego, a la hora de la verdad; ha sido incapaz de dar respuestas satisfactorias a los problemas de quines le votaron y, precisamente, en el momento en que los trabajadores están más necesitados de la ayuda estatal. ¿Por qué, señor ZP, no da usted una explicación satisfactoria de las causas que le impulsaron a empezar la casa por el tejado y, a lo primeros a los que auxilió, fue los bancos y demás entidades financieras; los cómplices, juntamente con los especuladores de la construcción, de que España sea una de las naciones que peor se encuentran ante la recesión mundial? Es una pregunta que las generaciones futuras se van hacer y mucho nos tememos que la respuesta que obtengan poco les va a favorecer a usted y sus compañeros de partido.

Pero hoy queremos hablar de un personaje que confunde los refranes y dice algo así como “de estos lodos estos barrizales”, cuando en un programa de televisión quiso presumir de culto. Seguramente le confundió el subconsciente de sus tiempos en los que se dedicaba a escalar puestos en UGT, en lugar de darles un repasito a los deberes de la escuela. Porque, vamos a ver, señor Méndez, ¿díganos usted lo que han hecho, ustedes, los de la UGT y sus “amigos” de CC.OO, en favor de los parados desde que comenzó la crisis en España? Cuando las órdenes religiosas, a las que tanto denostan las izquierdas, se están desviviendo para poner en marcha comedores para pobres, lugares donde hospedarlos y dormitorios para los sin techo; nos gustaría mucho saber a lo que están ustedes dedicando los 15.000 millones de euros que, ustedes y CC.OO, se reparten de las subvenciones que reciben del Estado y, de paso, que nos digan en lo que se gastan las cuotas de sus afiliados. Porque mucho nos tememos que la parte del león la dedican ustedes a satisfacer las necesidades del aparato burocrático que han organizado para poderles dar ocupación a los “liberados” y a todos los beneficiarios endogámicos que se aprovechan de las influencias de la parentela que ocupa los puestos clave de la organización.

Debería darnos una explicación, también, del motivo por el que con cuatro millones de parados no han querido plantearle al gobierno del señor Zapatro una huelga general y, de paso, justificar el que, cuando gobernaba el señor Aznar, que creó 5 millones de puestos de trabajo y sacó a la Seguridad Social de la quiebra técnica en la que la dejó el señor Solbes; se desvivieron para montársela aunque no existía, ¿cómo lo define usted?, ¡Ah, si!, creo que sus palabras han sido estas: “agresiones concretas a los derechos de los trabajadores”. Veamos, porque usted querrá decir que cuando Aznar creaba puestos de trabajo y la economía crecía más que en el resto de Europa, entonces ¿sí se producían “agresiones” a los derechos de los trabajadores? y, ahora, cuando cada día van siete mil personal al paro, cierran centenares de empresas y los autónomos tiene que manifestarse ( circunstancia inédita en la reciente historia de España) resulta que salen usted y el señor Fernández Tocho, de CC.OO, a decirnos que no hay motivos para la huelga general. ¿No será más cierto, señor mío, que lo que no quieren es segarle la hierba bajo los pies a un gobierno que es de izquierdas y además les amamanta de euros?

No puedo entender, y miren que he estado años de mi vida en el ambiente de la negociación colectiva, cómo es posible que diga sandeces como: “el foco de atención no deben constituirlo los parados, sino los que aún mantienen el trabajo para que no lo pierdan” ¿Pero de que clase de parque Jurásico sale usted, señor Méndez? O decir que su principal reivindicación es conseguir la semana de 35 horas, cuando hay países que ya están pensando en lo contrario. Mire, señor mío, usted parece que no se ha enterado que uno de los reproches que se nos hacen desde Europa es, precisamente, el bajo rendimiento que tenemos en España, la raquítica productividad que registramos en nuestras empresas; lo que es motivo de que tengamos los costes laborales más altos de toda la UE.; y, usted, como si nada, todavía quiere reducir la jornada a 35 horas, ¿no será reduciendo el salario en forma proporcional, me imagino? ¡Claro que no! El señor Méndez sabe que esto es inviable, pero le puede el afán de quedar bien con los trabajadores que, digamos de paso, parece que no se enteran de que, con semejantes líderes sindicales, tienen asegurado un paro prolongado, si no, indefinido. También aspira el señor Méndez, a una jornada semanal de cuatro días y me imagino que llegará a reclamar que al trabajador le envíen el sueldo a casa para que no necesite desplazarse al tajo para cobrar. ¡Evidentemente con tales medidas será fácil lo que él llama “la conciliación de la vida familiar con la laboral”! Pero, si esto ya lo tienen los que están en paro, estos que parece que no le preocupan a usted, porque tienen todo el tiempo del mundo para estar con sus familiares.

El señor Méndez, el jefe de un sindicato, resulta que nunca ha oído los conceptos de: “productividad”, “rendimiento en el trabajo”, “rentabilidad de las empresas” y “estar condiciones de competitividad con el resto de las empresas del sector”. En su diccionario particular no existen, pero sí existe la novedosa expresión: “presentismo laboral” que seguramente pronto será incluida en el Diccionario de la RAE como un neologismo antónimo del “absentismo laboral”. Es difícil de comprender, aún para los expertos en la materia pero, al parecer, relaciona dicha expresión con un jornada laboral larga que, según se desprende de su invento, tiene mucho que ver con que España sea el “país más improductivo” ¡Cosas veredes Sancho! Y estas barbaridades las dice, con toda impunidad, un señor que es el Secretario General de UGT, una organización sindical de las de más renombre en España. Con una izquierda como esta vamos a tener crisis hasta que el Sol salga por el Oeste y se ponga por el Este.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris