Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 28   -   Sección:   Baloncesto

Dosis de confianza para el DKV Joventut (98-77)

El iurbentia Bilbao sucumbió ante una Penya que dio muestras de mejora tras sus tres derrotas consecutivas
Redacción
domingo, 29 de marzo de 2009, 21:00 h (CET)
Victoria importante del Joventut en el Olímpic. No tanto por la parte práctica (el equipo parece destinado a quedar quinto o sexto en la liga regular) sino por su peso moral. Tras tres derrotas consecutivas, la última bochornosa en Vitoria, los de Sito debían lavar su imagen y conseguir un triunfo que revitalizara a un equipo que deambulaba sin rumbo. Y así fue. Eso sí, ante un Bilbao gris que sólo aguantó el primer cuarto.

FICHA TÉCNICA
98- DKV Joventut: Mallet (12), Laviña (9), Jasaitis (5), Jagla (14), Hernández-Sonseca (8) -equipo inicial-, Ribas (13), Rubio (14), Bogdanovic (4), Karl (10), Tomás, Moiso (7) y Jelinek (2).


77-iurbentia Bilbao: Blums (20), Vázquez (2), Seibutis (14), Banic (18), Guardia (12) -equipo inicial-, Recker (4), Salgado (4), Lewis (2), Pasalic (1) y Markota.


Parciales: 21-22, 27-11, 26-14 y 27-30.

Árbitros: Amorós, Jiménez y Peruga. Eliminaron por cinco faltas personales a Seibutis (m. 37), Vázquez (m. 38) y Lewis (m. 40).

Incidencias: Partido correspondiente a la 28ª jornada de la Liga ACB disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante unos 7.000 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Jan Jagla

Primera vez que aparece bajo este epígrafe el pívot alemán de la Penya. Jagla, muchas veces criticado por la afición por su mal temple y su juego disparatado, hoy si hizo un buen partido. De los mejores que se le recuerdan en sus dos temporadas en Badalona. Hoy, el más valorado de los verdinegros jugando con cabeza, actitud, fuerza bajo los aros y acierto. 14 puntos, 9 rebotes, 2 recuperaciones y 2 tapones para 20 de valoración.


Lo peor: El partido más amargo para la familia verdinegra

Pese a la victoria, la matinal en el Olímpic empezó de la forma más triste. Amigos, familiares y toda la familia del Joventut y del baloncesto español (asistieron representantes de peñas de otros equipos de la ACB) rindieron homenaje, con un minuto de aplausos, a Amanda Castell, fallecida el lunes pasado. Esta joven seguidora verdinegra estuvo al lado del equipo a las duras y a las maduras. Con triunfos y derrotas e hizo miles de quilómetros acompañando a todo aquel que vistió la camiseta de la Penya. Era toda una referencia en el movimiento social del club y del básquet en general. Bonito homenaje que acabó de la forma más dulce posible. Como a ella le habría gustado. Se puede ver aquí (http://www.youtube.com/watch?v=akmBsdWoLwg) el pequeño gran homenaje que Televisió de Catalunya ha emitido al finalizar el partido.

El dato: 126
Fue la valoración de todo el equipo badalonés. Un triunfo de equipo donde los 12 jugadores que participaron anotaron excepto Pere Tomás. Esta valoración fue la segunda mejor de la temporada, sólo superada por la que los de Sito consiguieron hace unas semanas ante el Bruesa, de 131. El DKV hoy dobló en esta faceta al Bilbao, que se quedó en tan sólo 67 puntos de valoración estadística. A la media parte el Joventut ya sumaba 66. En sus dos encuentros de esta temporada, el DKV Joventut le ha anotado al iurbentia 214 puntos con 30 triples y 247 de valoración. La medida tomada es poco.


Guille Pérez / Badalona

Venía de ganar el iurbentia, en su último partido, cómodamente al TAU en La Casilla. Venía el TAU de apalizar, apabullar, ridiculizar (de 34 puntos!), al DKV Joventut en Vitoria. Visitan los bilbaínos Badalona y salen escaldados de no menos de 20 puntos. Y para más inri, los badaloneses endosaron 116 puntos al Bilbao en la primera vuelta. ¿Dónde? En La Casilla. Para que vean lo que es la ACB. Cualquiera puede ganar a cualquiera. Y más ahora. Cuando los partidos ya no son, como dice el tópico, trampa. Son complicados. Y con esta mentalidad, vistos los precedentes de jornadas anteriores, encaró su choque la Penya. Consciente de que otra derrota, la cuarta consecutiva, desestabilizaría más aún a un equipo al que le entraron dudas. Pero hoy, ante un rival que había tenido quince días para preparar el encuentro (iurbentia descansó la anterior jornada), la Penya volvió a ser ella. No en su punto más álgido, pero recuperó por momentos la alegría, la eficacia, la eficiencia, el acierto y su sello de identidad. Volvió a ganar sin problemas a un flojo e irregular Bilbao que sobrevivió 10 minutos. Los que tardó el conjunto de Sito en aguerrirse en defensa. Cómo antaño. A dotar de intensidad una defensa que hoy sí se impuso, intimidó y habilitó para correr.

Con unos prolegómenos de lo más emotivos pero fríos, el partido empezó con la misma tónica. El DKV no se encontró a gusto en el primer período y de ello se aprovechó, ya de inicio, el conjunto de Txus Vidorreta. Primero, a través de Salva Guardia, el pívot que sorprendió para salir hacía el 6,25 y endosar dos triples (pese a ello, respondían Jasaitis y Jagla e igualaban en el ecuador del cuarto; 9-9) y luego, con un parcial de 3-12 que daba una ventaja al conjunto visitante (16-20 min.9). Y todo por una permisividad notable de la Penya en defensa. Floja intensidad defensiva y totalmente a remolque de las iniciativas del iurbentia. Y es que la zona 1-3-1 y la presión a toda pista que ordenó el técnico vasco hicieron daño al DKV. Había dudas. Aún así, el marcador al final del cuarto seguía ajustado; 21-22.

Y sólo empezar el primer cuarto, el Joventut, 4 de 4 en triples. Hoy sí, buenos triples. Porqué entraron y porqué estuvieron bien lanzados. Lejos quedó la imagen del base subiendo el balón, sin ideas, agotando la posesión y lanzando de tres. Hoy sí, buenos triples. Bien seleccionados. Circulando, buscando opciones y encontrando al hombre sólo. Y cuando está sólo, bien posicionado, el DKV Joventut, plagado de triplistas, no falla. Fue Ricky, luego Coby Karl, Mallet y Pau Ribas. Y así, para dar la vuelta al marcador y empezar a romper el partido (35-24, min.15). Y de mientras, el colapso bilbaíno se hacía patente. Impotente atrás e inoperante delante. Sólo 11 puntos consiguió en 10 minutos. Sólo Seibutis se salvaba de la quema. En defensa, los verdinegros dieron una vuelta de tuerca más y ello permitió rebotear (Sonseca, Jagla y Moiso bien debajo de los aros), correr y anotar fácilmente. A relucir salió el talento anotador de Karl (8 puntos) y el buen hacer hoy sí de Jagla (aunque no pudo olvidarse por un día de parar el contraataque para lanzar de 3. Hay tradiciones que no se pierden…). Y volvió a funcionar el ‘pick and roll’ -resumiendo, la buena conexión- entre Ricky Rubio y Sonseca que también ayudó a completar el parcial de 18-2 que dejó más que noqueado al iurbentia Bilbao. 15 puntos de diferencia (48-33) eran una renta cómoda y merecida para los locales viendo el segundo período de unos y otros. El DKV Joventut parecía reencontrarse.

Sin más historia…
Javi Salgado, pieza clave en la dirección del equipo vasco y hoy extrañamente con muy pocos minutos, nada más reanudarse el partido dio alguna esperanza a los bilbaínos. Con sus cuatro puntos y el hecho de subir un peldaño la intensidad defensiva, se colocaron a 11 puntos (48-37, min-22). Salió dormido el Joventut. Sobretodo en ataque. Y es que no anotó hasta que pasaron más de tres minutos. Eso sí, cuando lo hizo, no paró. En apenas siete minutos se fue hasta los 27 puntos. Por los de nuevo paupérrimos 14 de su rival. Empezó Jagla con seis puntos consecutivos a despertar al DKV del letargo y le siguieron un acertadísimo Pau Ribas y un trabajador y efectivo Mallet. Todo para un parcial de 10-0 que acabó definitivamente de romper el partido. Distancias ya insalvables (58-37, min.27) y el partido sin historia con cuarto y medio por disputarse. Como en partidos anteriores en el Olímpic, la Penya dio un arreón y el visitante se desvaneció. Recuperando los de Sito las buenas sensaciones. Banic, el polivalente pívot bilbaíno, maquilló sus estadísticas ante un pasivo Moiso y Blums, un base anotador pero poco director, cogió el relevo de Seibutis. Y poco más. Los de Vidorreta, pésimos en el porcentaje de tiros de tres y la pintura, muy abandonada. 71-47, y los vascos con la cabeza en Turín, dónde el viernes disputarán los cuartos de final de la ‘Final Eight’ de la Eurocup.

Así, con un cuarto todavía por disputar, la Penya volvió a ser ese equipo desagradable para los rivales. Más cuando al que se le tilda de ‘mano madera’, Ricky Rubio, volvía a anotar dos triples consecutivos (hoy 3 de 4) que metían tierra de por medio, de nuevo, tras un parcial de 2-10 del iurbentia. Curioso es el caso de Ricky, en el que todo el mundo tiene la sensación de que le falla el tiro de larga distancia, y ahora mismo, se sitúa como segundo mejor de la ACB en porcentaje de tiros de tres. Ha lanzado 35 y ha anotado 17. Un 49%. Sólo superado por Saúl Blanco, del Fuenlabrada. De este modo, con 9 puntos de Rubio (que maquillaba así su estadística particular), las diferencias volvieron a ser más que considerables (90-66, min.36). Ya sólo quedaba tiempo para dos bonitos gestos. Y puede, que sólo factibles en Badalona. Sito hizo debutar a David Jelinek, un checo de 18 años que se está puliendo en la cantera verdinegra y que respondió con una gran canasta a aro pasado. Y por último, el equipo al completo, tras finalizar el partido se desplazo hasta la grada donde Amanda y su ‘Fons Verd-i-Negre’ veían el partido de pie. Siempre de pie.


SALA DE PRENSA
Txus Vidorreta (entrenador iurbentia Bilbao)

“Hemos estado faltos del ritmo necesario para ganar a un equipo con un equipo que llevaba 3 derrotas seguidas, con lo que ello supone. Y venían más mentalmente preparados. Hemos aguantado pero luego nos hemos ido del partido. Han apretado y nos han creado desconfianza. Y pérdidas tontas. En el tercer cuarto hemos podido entrar pero se nos han salido dos balones que nos hubieran acercado pero luego ya no ha habido historia. Para ganar tenemos que jugar con 5 sentidos los 40 minutos y todos los jugadores. Y estamos teniendo lagunas y a estas alturas de la temporada se pagan. Hemos tenido ganas pero no las suficientes como para sacar la cabeza. En liga queda mucho en juego pero hoy no hemos podido competir. Se que en Turín, en la Final a Ocho estaremos en condiciones.".
Sito Alonso (entrenador DKV Joventut)

“Era un partido complicado. A toro pasado parece que es fácil ganarle de 20 puntos. Hemos tenido muchos problemas esta semana ya que en Vitoria ofrecimos una actitud nada positiva. Y estábamos preocupados por recuperar nuestro ‘campo base’. Era difícil jugar tras un ambiente como el que se creó tras ese partido. Quiero dedicarle este triunfo a Amanda. Ella era de la Penya ganando o perdiendo. Agradecer a Mallet su esfuerzo, que ha llegado esta mañana con vómitos y ahora llevamos 18 victorias y esperamos mantener una buena línea y quedar entre quintos y sextos. No podemos olvidar nuestra mentalidad. Si la abandonamos somos un equipo como el de Vitoria.”


Noticias relacionadas

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris