Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 28   -   Sección:   Baloncesto

Un rotundo Fuenlabrada se impone al Club Baloncesto Granada y recupera las buenas sensaciones (90-74).

El partido terminó en el tercer cuarto y, de haber mantenido la intensidad y concentración los madrileños, la diferencia podría haber sido escandalosa.
Redacción
domingo, 29 de marzo de 2009, 16:52 h (CET)
Cuando los chicos del Alta Gestión Fuenlabrada practican su juego y los porcentajes de tiro les acompañan, pocos equipos pueden pararles. Y el Club Baloncesto Granada desde luego no lo hizo. Esta vez ni siquiera necesitaron que Brad Oleson o Saúl Blanco destacasen en la anotación para llegar a los 90 puntos y fulminar a su rival. Por parte de los granadinos solo Hunter y Scepanovic estuvieron a la altura de las circunstancias, Borchardt recibió continuos dos contra uno y cometió demasiadas faltas, a pesar de su escasa incidencia en el partido a punto estuvo de alcanzar dobles figuras (10 puntos y 9 rebotes).

FICHA TÉCNICA
90- Alta Gestión Fuenlabrada: Tskitishvili (13), Valters (15), Bueno (19), Blanco (6), Oleson (7) -cinco inicial-, Mainoldi (8), López (7), Radivojevic (7), Guigou (-), Blanco (6), Ramos (-), Sandes (2) y Vidaurreta (6).

74- Club Baloncesto Granada: Gutiérrez (7), Hunter (12), Scepanovic (13), Gianella (7), Borchardt (10) -cinco inicial-, Cherry (11), Aguilar (6), Jasen (4), Maric (2) y Videnov (2).


Parciales: 23-20, 22-15, 28-12 y 17-27.

Árbitros: José Ramón García Ortiz, Santiago Fernández y Castillo.

Incidencias: Partido disputado en el Polideportivo Fernando Martín de Fuenlabrada, asistencia: 5.450 espectadores

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La recuperación del buen juego por parte del Alta Gestión Fuenlabrada

El equipo madrileño reencontró su baloncesto y, de paso, volvió a encandilar a su público. Sus señas de identidad ―velocidad, contraataque, triples y canastas en transición― se hicieron presentes en la cancha y borraron del mapa al Club Baloncesto Granada. Aunque ha sido una labor de todo el equipo, merece ser destacado el gran partido que realizaron tanto Antonio Bueno (19 puntos y 25 de valoración en 29 minutos) ―que neutralizó por completo a Curtis Borchardt― como Kristaps Valters (15 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias y 24 de valoración), que se está descubriendo como uno de los mejores bases de la ACB.

Lo peor: El derrumbe del Club Baloncesto Granada en el tercer cuarto.

Aunque ya perdían por diez puntos al descanso (45-35), hasta ese momento los granadinos se mantenían ―por juego y actitud― en el partido, pero en el tercer cuarto desaparecieron del parquet siendo arrollados por un Fuenlabrada en estado de gracia.

El dato:
El Alta Gestión Fuenlabrada volvió a lanzar más de tres (30 intentos para 13 canastas) que de dos (28 intentos, 21 canastas) y sus porcentajes en estas facetas volvieron a ser de récord (75% en tiros de dos y 43% en tiros de tres).


David Sánchez / Enviado especial a Madrid

Kristaps Valters abrió el marcador del partido con un 2+1 que convirtió sin problemas. Y en el primer balón que llegó a Curtis Borchardt ya se puso de manifiesto cuál había sido la consigna desde el banquillo del Fuenlabrada: dos contra uno contra el pívot americano. Ello generaba constantes desajustes que no siempre eran corregidos por los hombres de Luis Guil: bajo esa circunstancia anotaron dos triples Hunter y Guitiérrez. Tras tres minutos disputados el marcador era 6-10 favorable a los visitantes. Oleson apareció providencialmente para acercar a los suyos. Y entonces despertó Bueno. Inmenso en la pintura, dio un verdadero clinic de cómo debe desenvolverse un pívot en ataque. Por si fuera poco se entendía a la perfección con Tskitishvili que lo mismo anotaba desde el triple que machacaba al cortar por la línea de fondo. Al finalizar el primer cuarto el marcador era 23-20 pero daba la sensación que el Alta Gestión Fuenlabrada no había hecho nada más que empezar.

Y así fue. Salió a la cancha Radivojevic con la misión de defender mejor a Hunter y no solo cumplió con esa faceta sino que empezó el cuarto con dos penetraciones verdaderamente espectaculares. Además Saúl Blanco y Leo Mainoldi anotaron sendos triples. En menos de tres minutos el Club Baloncesto Granada había encajado un parcial de 10-2 y se veía obligado a pedir tiempo muerto (33-22). El equipo andaluz se aplicó y se acercó en el marcador (38-33), pero un par de pérdidas en ataque y la eficacia del Fuenlabrada dispararon la diferencia hasta los diez puntos al llegar al descanso. Especialmente brillante fue la última jugada: quedaba un segundo de juego y Valters sacaba de banda, todo el equipo se movió como un solo hombre ejecutando a la perfección la jugada que marcó Luis Guil. Oleson recibió solo, tomó aire, armó el brazo y lanzó el balón, el tablero se iluminó y el balón entró limpiamente (45-35).

El tercer cuarto fue, en realidad, el último en el que hubo contienda. Bueno seguía mostrándose implacable, los jugadores del CB Granada simplemente no podían pararle. Además, seguía entendiéndose a las mil maravillas con Tskitishvili que no perdonaba desde el triple. Los andaluces hacían lo que podían pero la defensa de los hombres del Fuenlabrada sobre sus hombres interiores era perfecta: Borchardt estaba completamente neutralizado. Conforme avanzaban los minutos el partido se iba convirtiendo cada vez más en un monólogo del Alta Gestión Fuenlabrada. A un minuto del final Blanco, Valters y Tskitishvili tejieron una jugada digna de videojuego, con pase por la espalda de Blanco y alley-oop de Valters para mate de Tskitishvili. El pabellón se ponía en pie y la diferencia era de veinticinco puntos (70-45). El Granada estaba desquiciado y Gianella cometía una falta absurda que daba tres tiros a Valters. El cuarto terminaba con un marcador de 73 a 47.

El último cuarto parecía un trámite y los minutos avanzaban mientras ambos equipos intercambiaban canastas. La diferencia se mantenía (78-54) y Vidaurreta sustituía a Bueno a 5:35 para el final. El público premiaba su actuación con un gran aplauso. A 3:20 la diferencia era de 86-58 y saltaba a cancha el joven Nacho Guigou por parte del Fuenlabrada. Los jugadores se relajaron y el Granada apeló a su orgullo para maquillar algo el resultado. El partido terminaba con un 90-74 que prolonga la mala racha de los andaluces y sitúa al Fuenlabrada de nuevo en la lucha por el play-off.

Salvo en el tercer cuarto ―donde psicológicamente se ha venido abajo― el Granada no ha realizado un mal partido, a poco que la suerte le acompañe no creemos que tenga ningún problema para mantener la categoría y, desde luego, para reencontrarse con la victoria. De todos modos, frente a unos porcentajes de tiro como los que hoy ha tenido el Fuenlabrada poco se puede hacer. Los madrileños no obstante no deben confiarse y bajar la guardia, en algunos momentos del partido su juego ha sido excelente, con un muy buen equilibrio dentro-fuera, pero al final han terminado abusando del tiro triple, y hoy los balones han entrado, pero es peligroso que se acostumbren a que éste sea su principal recurso.


SALA DE PRENSA
Trifón Poch (entrenador Club Baloncesto Granada)

«Hemos tirado el partido en el tercer cuarto. La consigna era mejorar la defensa y ellos han seguido anotando más de veinte puntos. Hasta ese momento la actitud era la correcta ―aunque con errores, claro― pero con ese tercer cuarto no se puede optar a nada. Hace tiempo que estoy preocupado, y, además de preocupado, estoy cansado. El equipo ha perdido mucha confianza. Todos tienen que asumir responsabilidades. No podemos salir y hacer el tercer cuarto que hemos hecho.»
Luis Guil (entrenador Alta Gestión Fuenlabrada)

«Creo que el partido es un triunfo del equipo tanto en el aspecto ofensivo como en el defensivo. La clave ha estado en el trabajo que hemos hecho para parar a Borchardt y a Hunter. Ha sido, insisto, una labor de equipo pero me gustaría destacara a Bueno ―que es un jugador clave para nuestro juego interior― y a Vuk Radivojevic ―que es el mejor profesional que me he encontrado en mi vida laboral y que hoy ha resultado decisivo en la defensa de la línea exterior del Granada―. Hemos construido nuestro juego a partir de la defensa, eso nos ha permitido correr. Nacho [Guigou] debe aprovechar estos minutos porque es importante para nuestro futuro.»


Noticias relacionadas

España supera el día 'tonto' subida a los hombros de Ndour

Puerto Rico llegó a estar diez arriba

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris