Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La telebasura, nociva como la droga

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 30 de marzo de 2009, 14:50 h (CET)
La telebasura vino de la mano de Gran Hermano, un famoso reality show donde una tropa de participantes coexisten en una mansión, incomunicados y con filmadoras observándolos las 24 horas de cada jornada. Deberán eclipsar las destituciones que la audiencia sentencie y así lograr la recompensa final. El programa televisivo fue fundado por el neerlandés John de Mol. El prototipo de Gran Hermano apareció en 1997, durante una reunión brainstorm en la productora del holandés. Fue transmitido por primera vez en Holanda en el año 1999, siendo más tarde adaptado en más de 70 terruños. Ha llegado la soez y vejatoria televisión basura.

Por otra parte, en España se ha visionado el reality show “sin tetas no hay paraíso”. Miguel Angel Silvestre reveló que la serie le dio una lección, “hoy hay cinco millones de espectadores viéndote por televisión, cinco mil personas llenando un pabellón y cuatro horas mas tarde puedes estar tú solo en el sofá de tu casa”. La serie colombiana es funesta y sin ningún valor. Nos encontramos ante una producción con todos los componentes de un culebrón mezquino donde la prostitución, los narcóticos, las venganzas y los contubernios se dan cita como eje central de una conspiración insoportable, con el vacío total de valores y alusiones morales.

Los anhelos primarios de la televisión deben ser; informar, enseñar y recrear. La Federación Internacional de Asociaciones de Telespectadores y Radioyentes asevera que, los programas basura son “un cáncer cuya metástasis, tiende a invadirlo todo”. Es necesario eliminar de las parrillas toda esta telebasura violenta, insolente y erótica, que puede ofuscar a los chiquillos que, ante semejantes falacias, pueden terminar enmarañados o trastornados.

No podemos consentir que se produzca la aseveración de Félix Lope de Vega y Carpio, uno de los más importantes poetas y dramaturgos del Siglo de Oro; “Si el vulgo es necio, es justo hablarle en necio para darle gusto”.

La telebasura es un problema más grave que el del terrorismo o las drogas.

____________________

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris