Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Vivir o no vivir esa es la cuestión

Pilar Pérez Rodríguez
Redacción
sábado, 28 de marzo de 2009, 13:24 h (CET)
Los diferentes medios de comunicación están informando estos días sobre el aborto, sobre distintos foros de apoyo a la vida, sobre las concentraciones y manifestaciones que van a realizarse este fin de semana en todas las ciudades españolas, por el derecho de todos a vivir.

Por un lado el apresuramiento desde el Gobierno de reformar una ley que no parecía que tuviera una gran demanda social. Y por otro lado una sociedad que despierta y que empieza a relacionar que con el aborto se acaba una vida. Parecía que sólo nos importaba la crisis material pero hay otra crisis que está dándonos más guerra y es la de la vida. Empezamos a decir en público y en privado que algo no va bien y que queremos cambiarlo y vivir y morir en paz.

Destruir una vida, sea la de quien sea es una aberración y eso no hay ley que lo pueda reformar y eso lo entendemos todos.

Con el aborto inducido y provocado puede ser un poco más difícil verlo porque la vida del nuevo hijo es muy pequeñita, muy frágil, pero hoy en día gracias a las ecografías y a los inmensos avances científicos, el que quiera puede también comprobarlo. Y eso ha llegado ya a la sociedad y el aborto con toda su crudeza está ya en la calle, para bien y para mal.

Desde muchos ámbitos se está pidiendo y exigiendo un apoyo a todas esas familias que están necesitando que respaldemos su maternidad y su paternidad, que no las dejemos hipócritamente solas considerando desde "las alturas", llámense Ministerios, que sus hijos no merecen vivir. Hay una revolución latente que ya no se va a parar, la corriente de solidaridad que está calando tiene que ser amparada y fortalecida por todos, cada cual sabrá como tiene que actuar pero ya nadie va a poder decir que no le afecta, que no está enterado y que no le incumbe porque con la vida hemos topado.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris