Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¡Ay de mi Granada!

Manuel Villena (Granada)
Redacción
sábado, 28 de marzo de 2009, 13:24 h (CET)


Paseábase el alcalde
por la ciudad de Granada,
desde el Centro
al Hipercor.
-¡Ay de mi Granada!
Nuevas le fueron venidas
que Granada era ganada.
Las nuevas echó al fuego
y al mensajero matara.
-¡Ay de mi Granada!
Descabalga de un citroen
y en un audi cabalga
por Arabial arriba,
por Cañaveral abajo
-¡Ay de mi Granada!
Como el botellódromo obró,
al mismo punto mandara
que toquen sus trompetas
sus añafiles de plata.
-¡Ay de mi Granada!
Que las botellas de alcohol
apriesa beban las almas
para que lo sufran sus vecinos,
los de la Vega y Granada.
-¡Ay de mi Granada!
Los beodos, que el son oyeron,
al borracho Baco llaman,
uno a uno y dos a dos
juntáronse en salvaje manada.
-¡Ay de mi Granada!
Allí habló un viejo vecino,
De esta manera hablara:
-¿Para qué nos llamas, Pepe?
¿Para qué esta llamada?
-¡Ay de mi Granada!
-Habéis de saber, vecinos,
-que una nueva desbandada
de borrachuzos de toda España
ya nos ha ganado Granada.
-¡Ay de mi Granada!
Allí habló un afectado
de barba crecida y cana:
-Bien se te emplea, alcalde,
alcalde, bien se te empleara.
-¡Ay de mi Granada!
Traicionaste a los granadinos
que eran la flor de Granada,
llamaste a los beodos
de dentro y fuera de España.
-¡Ay de mi Granada!
Por eso mereces, alcalde,
una pena resonada:
que pierdas tu regencia
para que se salve Granada.
-¡Ay de mi Granada!


Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris