Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   EEUU   -   Sección:  

La lucha por los estados clave y la irrupcin de Bin Laden marcan el final de la campa a

Las encuestas muestran una ligera ventaja para Bush
Redacción
martes, 2 de noviembre de 2004, 01:44 h (CET)
El candidato republicano George W. Bush y su rival demcrata John Kerry centran sus esfuerzos en la recta final de las elecciones en seducir a los votantes de Florida, Ohio y Pennsylvania, considerados los tres estados decisivos dentro de la decena de los que contin an indecisos, mientras adaptan sus mensajes a las circunstancias del momento, marcadas por la aparicin de un v deo de Usama bin Laden en el que el lder terrorista amenaza con atentados similares a los del 11-S.

Redacci n / EP
Las encuestas por el momento muestran una ligera ventaja para Bush y los analistas advierten de que el vdeo de Bin Laden puede inclinar a uno u otro lado el voto de los indecisos. El republicano aprovech para postularse como un presidente dispuesto a defender el pas "sin importar lo que involucre", mientras que el dem crata acus a Bush de cometer "un error muy grave (al) encomendar el trabajo de capturarlo a los se ores afganos de la guerra".

Mientras, sobre el terreno, dos grupos definidos, hispanos y trabajadores, localizados sobre todo los primeros en Florida y los segundos en Ohio, se han convertido en objetivos preferentes para los candidatos. A pesar de que los ltimos sondeos ampl an el campo de batalla a casi una decena de territorios, sin embargo, por distintas circunstancias los candidatos a la Presidencia han centrado sus esfuerzos en estos dos estados y en Pennsylvania.

La importancia de estos estados radica en su elevado peso electoral --todos ellos cuentan con ms de 20 votos electorales-- que los hace esenciales, dado que la mayor parte de los estados que aparecen como indecisos en los sondeos, como Minnesota, Iowa, o Nuevo M xico apenas cuentan con una decena de votos en el Colegio Electoral que elige al presidente.

El caso de Florida es el ms relevante por convertirse en el Estado que decidi las elecciones en 2000 por apenas 537 votos populares en un discutido y polmico recuento electoral que aplaz hasta mediados de diciembre, tras dos sentencias del Tribunal Supremo estadounidense, la victoria del republicano George W. Bush.

En aquel ao, Florida contaba nicamente con 25 votos electorales, en esta ocasin los votos electorales del Estado han aumentado hasta 27 tras la revisi n que se realiza cada diez aos del peso de cada Estado en funci n de su poblacin, lo que lo hace a n ms atractivo a ojos de los dos principales partidos en lid.

EL VOTO HISPANO
Este estado sure o cuenta con una amplia poblacin de origen hispano. Sin embargo, a pesar de que generalmente se ha identificado este sector electoral con la ideolog a demcrata, la fuerte presencia de exiliados cubanos corrige esta tendencia, debido al apoyo que han prestado electoralmente a los candidatos republicanos.

Durante 2000, el Estado de Florida se vio inmerso en una profunda controversia fruto de varias irregularidades detectadas durante la celebraci n electoral, lo que se tradujo en una reforma del sistema electoral con el objeto de sustituir sus sistemas mecnicos de recuento.

Entre las irregularidades cabe destacar las equivocaciones suscitadas por las 'papeletas mariposa' y la supresi n de las listas de votantes de miles de personas --en su mayor parte afroamericanos e hispanos-- que aparecan como presuntos presos por delitos graves sin derecho a voto, segn la ley de Florida, y que posteriormente se demostr que era un error.

Actualmente las encuestas dan una ventaja en Florida al candidato republicano y actual presidente del Gobierno estadounidense, George W. Bush, sobre el candidato demcrata, John F. Kerry, que oscila entre uno y ocho puntos. El esfuerzo por atraer este Estado ha llevado a las campa as de los dos polticos a realizar un importante esfuerzo econ mico en este estado y de logstica.

Los republicanos han gastado alrededor de 2,8 millones de d lares en publicidad y sus candidatos han visitado el estado en 14 ocasiones, por su parte los demcratas han llevado a cabo un gasto de 3,5 millones de d lares y han visitado en 16 ocasiones Florida.

EL VOTO LABORAL
Las circunstancias que rodean la incertidumbre en el Estado de Ohio son bien distintas a las de Florida y radican en uno de los hechos ms debatidos por los dos candidatos durante la campa a electoral: el paro y la destruccin de empleos industriales con la fuga de compa as a otros pa ses.

Una de las principales armas esgrimidas por los demcratas durante la campa a electoral ha sido la destruccin de empleos con que la Administraci n Bush cierra su legislatura. Kerry ha utilizado en numerosas ocasiones la fuga de empleos al extranjero, subvencionada por el Gobierno estadounidense.

Este hecho ha tenido una fuerte repercusin en el industrial estado de Ohio. El desempleo --que ha ido reduci ndose al concluir la recesin en el pa s-- contina afectando a este estado que desde 2001 elev del 4,4% al 6,3% --1,9 puntos porcentuales-- su tasa de desempleo.

Es en este estado donde los demcratas llevan a cabo un esfuerzo especial por recuperar votos. En 2000, Bush venci al candidato demcrata, Al Gore, por 165.019 votos, haci ndose con el 50% de los votos.

Sin embargo, los sondeos electorales revelan que en esta ocasin una victoria de los republicanos no ser a tan fcil. En esta ocasin, Kerry cuenta con una ligera ventaja de en torno a un punto porcentual que le conceder a los 20 votos electorales prcticamente imprescindibles de este Estado, que siempre se ha mostrado decisivo en la elecci n del presidente ya que ningn presidente estadounidense ha ganado las elecciones sin el apoyo de Ohio.

Por su parte, Pennsylvania ha demostrado ser tambi n un importante Estado en la recta final de las elecciones. Identificado habitualmente con los demcratas, en esta ocasi n los sondeos muestran que Bush posee una ligera ventaja de 1 punto respecto al ex senador por Massachusetts.

Pese a ser tres Estados los que centran las miradas de los analistas, los comits de campa a de Bush y Kerry no han perdido ojo a otros cuyo voto puede oscilar fcilmente a uno u otro lado de la balanza. Nuevo M xico, Michigan, Minnesota, Iowa tambin entran en las quinielas, juntos poseen 39 votos electorales, pero no podr an competir con los 47 votos de Ohio y Florida si uno de los dos candidatos se hiciera con ambos Estados.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris