Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

Fabra se mea en la historia

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 26 de marzo de 2009, 11:24 h (CET)
Carlos Fabra, aquel al que parece ser que les provoca a los jueces el mismo salpullido que ocasiona el contacto con los gusanos de los pinos, conocidos como la “procesionaria”. Carlos Fabra, aquel que dijo, en vísperas del pasado sorteo navideño que si le tocaba la lotería se “sacaría la pirula y se mearía en la sede de Izquierda Unida (sic)”, es el mismo Carlos Fabra, que se ha convertido en editor de todos aquellos nostálgicos del franquismo, ha prologado un libro, editado por la Diputación Provincial de Castellón, de la cual él es su presidente, escrito por un coronel que se llamaba José Luís Lapeña Carrasco en el que el autor dice que el dictador ayudó a dar a España “un régimen de justicia, paz, orden y armonía”. Fabra se ha volcado en elogias hacia el autor y dice que esto destaca “la valentía de caracteriza a algunas mentes”, en este caso al autor del libro y que “su inmenso deseo -el del autor- de lectura y erudición hicieron de él el personaje ideal para emprender la tarea de repasar nuestra historia desde sus inicios hasta el final de la Guerra Civil”. Digo yo que esto lo justificará Fabra por la frase del autor que dice, y repito, que el dictador ayudó a dar a España “un régimen de justicia, paz, orden y armonía”. Si esto es lo que sacan en conclusión el uno como autor y el otro como editor pretendiendo justificar lo que en realidad fue un golpe militar, es que este libro en vez de titularse “España, sueño imposible” debería llamarse “España: lo que no sucedió”.

Lo que si está claro es que Fabra, no ha sacado la pirula y se ha meado en la sede de Izquierda Unida, porque, que se sepa, no le ha tocado la lotería, en otras ocasiones parece ser que sí, aunque hay quien dice que eso lo manifiesta para justificar el crecimiento de su patrimonio desde que es presidente de la Diputación de Castellón, pero en esto del libro sí queda claro que Fabra se ha sacado la pirula y se ha meado encima de la historia.

Noticias relacionadas

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad

¿Por qué odiamos?

El odio es una enfermedad del alma que convierte en alimañas a los hombres

Nart o su legitimidad como eurodiputado

La semana pasada se ha sabido que el conocido periodista y abogado, y ahora político, Javier Nart se ha dado de baja de C´s; pero no se ha apeado de su dignidad de eurodiputado

11-S, no estaban todos

Al PP, herederos del centralismo franquista, no les gustaba nada que Catalunya se definiera como “nación”, entre otras cosas, y Mariano Rajoy, al frente de sus mesnadas recorrió España recolectando firmas contra Catalunya y su nuevo Estatut

Siempre hay salida

“Hay que exigir políticas gubernamentales sensatas”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris