Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Aborto: El ser humano engendrado ni lo solicita ni le hace falta

José Luis Palomera
Redacción
viernes, 27 de marzo de 2009, 11:56 h (CET)
Miren ustedes, ustedes seres humanos, ya sean abortistas o no, socialistas o no, conservadores o no, cristianos o no, Humanos o no, por encima de todos los derechos universales “inventos rancios, inoperantes, interesados, y partidistas del ser humano” por encima de todas las opiniones, razones o fueros carnales, por encima de todo lo habido y por haber está la lógica incuestionable que emana del propio Universo.

En el orden y el caos, en el azar y lo etéreo, en lo cierto y lo incierto, del todo nebuloso Universo, creador de todo y todos, el Germinar es parte y arte inalienable del mismo.

El ser humano engendrado por humanos ni lo solicita ni le hace falta. Esto dice mi Códice

Partiendo de esta incuestionable lógica. ¿Quiénes creen que son ustedes para dar y quitar la Vida que corresponde por entera a las entrañas del Universo?.

¿Acaso alguna vez hemos tenido en cuenta si el ser engendrado en su gnosis primitiva desea ser fusionado al objeto de alcanzar la vida entre la humanidad?.

Los hijos son un mero antojo, un sabroso trámite de quienes
les engendran sin la más mínima responsabilidad.

Estos seres vanos de potestad alguna para decidir si desean vivir o no, son arrastrados a la vida entre insidias y desidias caprichosas de los humanos.

Nuestros hijos son producto de nuestras inconsciencias gratuitas, puesto que nadie, jamás de los jamases, podrá demostrar que es Perentorio engendrar. Se engendra porque nadie nos prohíbe engendrar, por inoperancia, dejadez, o capricho.

Perentorio es comer, beber, dormir, mientras que engendrar es únicamente preciso para la raza humana. Una cosa es proporcionar sensatamente nuevas vidas en bien de toda la humanidad y otra muy distinta traer vidas cual parias. Hoy en la Tierra millones de seres humanos malviven padeciendo las mayores calamidades entre un hálito de vida. Indigna y cruel vida que padecen impávidos únicamente por los caprichos, desidias, ignorancias- la "ignorancia” no sirve de excusa puesto que la sapiencia para amancebarse no tiene límites- religiones y otros intereses de sus engendradores.

La facultad física de crear vida es el mayor Don que poseemos, lo cual lleva consigo el ineludible compromiso psíquico que tenemos ante la propia raza y el Universo del que somos arte y parte. Todo ser humano que tiene la suficiente sapiencia para cohabitar, ineludiblemente la ha de tener para saber la ignominia mental de qué significa procrear por el mero hecho de que estamos capacitados para hacerlo.

Ciñéndonos a la cuestión fundamental del Aborto, digo y afirmo que ningún ser humano podrá demostrar jamás que una vez se completa el ciclo de la fecundación no existe una nueva vida. Luego interrumpirla, una vez creada gratuitamente, es un acto criminal insuperable.

Para los humanos que hoy controlan el Poder o lo que es lo mismo, la razón, la vida, la libertad y muerte de la Humanidad, toda ignominia es lícita si esto favorece su estancia en el Poder. Vanos de toda humanidad promulgan leyes por las cuales el propio ser humano tenga la potestad de decidir asesinar o no una vida inocente concebida caprichosamente por los mismos... “Si caigo embarazada me lo cargo y sino a ”trincar” que son dos días". Esta es la juventud que el aciago ser humano está creando en la actualidad para mayor ignominia metal imposible de superar en todo el universo.

Bien es cierto que no miento si digo que el Futuro de la raza hoy está en manos de ruines desidias, morbos y pasotismo, porque el ser humano así lo ha inventado en sus legas normas.

Ya pueden decir los eruditos en el tema lo que quieran decir sobre lo que es vida o no, sus conclusiones siempre serán erróneas e interesadas. En primer lugar porque el ser humano es puro interés y en segundo debido a la suprema inopia que toda la humanidad padece sobre el único creador de vida. El Universo.

Miren ustedes ; un espermatozoide, es un Ente Vivo que precisa fusionarse para formarse en un Ser vivo humano, es decir, por sí sólo ni está vivo a la vida humana ni está muerto al Universo. En todo caso coexiste en el Limbo que por ser parte del Universo le pertenece.

El proceso de la vida es ineludible, mientras un espermatozoide - la mayoría de las veces- se fusiona a la vida humana, millones se han de quedar por el camino. De la suerte de estos no se sabe nada y nada se puede razonar. Ahora bien, del ser engendrado luego asesinado se ha de tomar conciencia y razón de que se le ha "matado dos veces" con la mayor de las alevosías conocidas. La primera cuando se le engendró sin solicitar no rogar a nadie que fuera engendrado y la segunda cuando en su pleno éxtasis de vida y forma humana se le asesina sin piedad alguna.

Esto y no otra cosa es la verdad sobre el Aborto innecesario. Demostrar lo contrario, es imposible, no existe contrariedad alguna cuando caprichosamente creamos y asesinamos, damos vida y matamos, a seres indefensos que en nada nos corresponden.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris