Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

La avaricia rompe el saco

Xabier López de Armentia
Opinión
martes, 24 de marzo de 2009, 10:02 h (CET)
Suele decirse, tanto en la vida como en el juego, que una retirada a tiempo es una victoria. Dichos populares que bien podrían reflejar la actual situación política en Euskadi. La pregunta que muchos nos hacemos es: ¿Hacia dónde nos lleva la avaricia de algunos políticos?

Cuando hablamos de Euskadi, hablamos de complejidad. Un escenario político marcado por su carácter identitario desde los siglos de los siglos, aderezado y solapado muchas veces, con dos problemas de enorme calado: la paz y el derecho de decidir.

Si hacemos un mero repaso a los resultados de los últimos comicios electorales, la imagen es mucho más fácil y sencilla de lo que algunos se empeñan en dibujar. Aunque algunos analistas políticos, rotativos y demás “carroña comunicativa”, se empeñen en alzar al PSOE como ganador, tristemente para sus maltrechas conciencias, el ganador de las elecciones vascas ha sido el PNV con 30 escaños; una cantidad, por otra parte, nunca alcanzada por el PNV u otro partido político. Por otra parte, eso si que es cierto, el PSOE y el PP alcanzan entre ambos la mayoría absoluta de un Parlamento Vasco “cojo” y manipulado.

Dotados los vascos y vascas de una ley electoral que establece que el voto de un arabatarra vale 4 veces el voto de un bizkaitarra, dibuja un escenario nada equilibrado entre votos emitidos y escaños repartidos. Si además de esto, incluimos la ilegalización de un partido político como Demokrazia Hiru Milloi, que ha conseguido más de 100.000 votos (nulos), es evidente que la aritmética enseguida se pasa del lado de populares y socialistas españoles.

Si D3M hubiera podido presentarse a las elecciones y el voto de un vasco o vasca tuviese el mismo valor cuantitativo en cualquier pueblo o región de esta tierra, el resultado habría sido muy diferente. El PNV estaría rozando la mayoría absoluta, y con el resto de formaciones Abertzales tendrían en torno al 60% de la representación del Parlamento Vasco. Representación, por otra parte, que sería fiel a la realidad de este pueblo, y no como lo es ahora, que disponemos los vascos y vascas de un “parlamento” controlado y atado por aquellos que representan el 38% de la sociedad vasca. Nunca tuve algo tan claro: En Euskadi, el 38% gobierna, manda y ordena al 62% de la población. Nunca la aritmética tuvo tantos fallos como aquí.

Cualquiera se podría preguntar, y ¿por qué quieren gobernar el 38% al 62%?. Aquí está, posiblemente la razón de toda esta “sinrazón”: La avaricia. El Sr. López, con el PSOE a sus espaldas, es la cara visible de la arrogancia y la avaricia política. “Ser presidente de Euskadi a cualquier precio”. Ese es su objetivo, y no le importa hacer cuanto sea necesario para conseguirlo. Desde repartir presidencias de parlamento, hasta ofrecer “carteras de gobierno” de todos los colores, pasando por ofrecer cuantas Diputaciones Forales o Ayuntamientos hagan falta.

Dejando aparte mi opinión fundada sobre el comportamiento deleznable del Sr. López, y no extensible al resto de militantes y cargos del PSOE, podemos pasar a analizar cuál es la situación actual del PSOE.

El PSOE viene de perder las elecciones en Galicia. 4 años le ha durado tan sólo a Zapatero el “caramelo” en la boca. Aunque era previsible después de realizar una gestión nefasta de los bienes públicos. Derrochando en época de crisis, comprando coches blindados y sillas de precios “incalculables” para el resto de los mortales.

El PSOE no sólo ha perdido Galicia, sino que tanto en Euskadi como en Catalunya, su pasión por quitar de las instituciones al nacionalismo democrático vasco y catalán, le ha llevado a crearse muchos enemigos, como son el PNV y CiU, entre otros.

PNV y CiU, le pese a quien le pese, son los partidos políticos que más votos y escaños consiguen en sus respectivos territorios, y ambos (o al menos uno de ellos de momento, CiU), están en la oposición. Muchas personas pueden preguntar, ¿Y que tiene que ver esto con el PSOE?. Pues tiene que ver, y mucho. Porque gobernar “Madrid”, al PSOE le cuesta lagrimas, sudor, y lo que no está escrito, debido a la oposición férrea del PP. El PSOE necesita apoyos continuos no sólo para aprobar sus presupuestos, sino para sacar adelante sus leyes y medidas que le parecen oportunas, ya que está en minoría.

El hecho de “tensar la cuerda al máximo” en Catalunya y en Euskadi, le ha hecho quedarse solo en Madrid y con muy pocas o ninguna capacidad de maniobrar, ya que estos dos partidos son los dos siguientes en numero de escaños en el Congreso de los Diputaciones detrás del PSOE y el PP.

Unido a esto encontramos el tema de la crisis económica que afecta al Estado español y la nula operatividad que está desarrollando el PSOE al respecto, ya que por mucho que se empeñen, sus medidas para reflotar la economía, no están llegando a la praxis social.

Volviendo a la situación de Euskadi, se me ocurre una pregunta. ¿Cómo es posible que el PP y el PSOE se pongan de acuerdo para gobernar?. Dejando al lado todo el conglomerado identitario que existe en Euskadi, y centrándonos en el tema de la crisis, ¿alguien me puede explicar cómo es posible que el PP y el PSOE se pongan de acuerdo en un modelo de reflote económico para Euskadi?.

Este tema, a mi personalmente, me trae verdaderos quebraderos de cabeza. Dejando a parte, que es muy difícil entender que dos partidos que en Madrid se descalifican mutuamente y en el resto de territorios se disputan el poder cual hienas heridas, pienso sobretodo en el modelo económico de ambos partidos. La ideología económica de cada partido es diferente. Pongamos un sencillo ejemplo, el PSOE es partidario de congelar impuestos y el PP es partidario de bajarlos o incluso suprimirlos. El PSOE es partidario de aumentar el gasto social, y el PP de dejar el reflote económico en manos privadas. ¿Cuál va a ser el papel del “estado” en Euskadi?.

No estoy dispuesto a que Euskadi se convierta en un laboratorio donde realizar todo tipo de experimentos, por la avaricia del Sr. López.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris