Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La iglesia, el aborto y la vida

Mario López
Mario López
martes, 24 de marzo de 2009, 10:02 h (CET)
La interrupción del embarazo no deseado por medio de la práctica del aborto es un fracaso. Creo que en esto estamos todos de acuerdo. Como deberíamos estarlo en que condenar a la mujer que lo lleva a cabo es una crueldad injustificada, un absoluto desprecio al derecho sobre su propio cuerpo; una violación a su intimidad y una inadmisible dejación de los poderes públicos en su inexcusable deber de amparar legalmente a las ciudadanas ante la situación más trascendente que a nadie se le puede presentar nunca, como es la posibilidad de alumbrar una vida en circunstancias dramáticas o absolutamente inaceptables para ella.

La ley del aborto no pretende premiar su práctica sino dar amparo legal a la mujer que lo lleva a cabo, garantizándola que no sólo no va a ser perseguida por la justicia sino que va a contar con todo el apoyo posible por parte de los sanidad pública, para resolver su problema con el menor coste posible para su salud física y mental. La determinación legal de los plazos para la práctica del aborto es algo que sólo se puede basar en la opinión de los expertos en la materia. El derecho de una menor a abortar sin el consentimiento de sus padres, también debe ponerse en valor y, efectivamente, si la voluntad de la menor se estrella contra el muro de la incomprensión paterna, tenemos que admitir que ha de prevalecer la opinión de la menor, pues es exclusivamente ella la que va a convivir con su decisión durante el resto de su vida. En cualquier caso, la mayoría pensamos que lo deseable es que se practique el menor número de abortos posible. Pero para conseguir esto, debemos perfeccionar al máximo los métodos anticonceptivos y crear una cultura de su uso positiva, no culpable. Los únicos métodos eficaces para la mujer son: el anillo mensual (una vez al mes), la píldora combinada (cada día), la píldora sin estrógenos (uso continuo) y el implante hormonal (de 3 a 5 años). Es importante que la mujer tenga un conocimiento amplio de estos métodos y la conciencia firme de, llegado el caso, utilizarlos. Pero una no se embaraza sola. Así que al hombre también le corresponde actuar cabalmente para evitar embarazos no deseados y la transmisión de enfermedades. El condón se ha acreditado como el método más eficaz en este sentido. Su uso adecuado puede evitar el 100 % de embarazos y contagios. La iglesia católica está lanzada en una lucha sin cuartel contra el aborto, a la vez que demoniza el uso del condón, arguyendo argumentos absolutamente falaces. Su postura es radicalmente contraria, no ya al derecho, sino a la vida misma. En este asunto es equiparable a los testigos de Jehová que se oponen a las transfusiones de sangre. Si nos vamos al extremo del absurdo, bastaría con volvernos todos miembros de la clase clerical para que en una generación desapareciera la vida humana de este planeta. Si de verdad defienden la vida, los jerarcas de la iglesia deberían empezar a apoyar todas las políticas conducentes a minimizar el aborto, sin desamparar legalmente a la mujer y sin menoscabar la condición humana que tiene en las relaciones íntimas su expresión más hermosa, placentera, vital y trascendente.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris