Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Aborto: pena de muerte legal

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 24 de marzo de 2009, 10:02 h (CET)
Resulta que el gobierno más sectario de nuestra reciente historia se ha empeñado, en parte por ideología y en parte para tapar la crisis económica que nos ahoga, en sacar adelante, ya veremos con qué apoyos y si es posible en esta legislatura, una ley que permite el aborto libre y convierte lo que a día de hoy es un delito despenalizado en tres supuestos en una especie de “derecho” a matar al no-nato en el seno materno. ZP permitirá que niñas de 16 y 17 años aborten sin que sus padres –y abuelos del no nacido-, los mismos que tienen que autorizar un piercing o cualquier prueba médica, lo sepan. Vamos, que las jovencitas españolas, empujadas hacia una terrible soledad que las pondrá en la tesitura de afrontar sin el consejo de sus padres la terrible responsabilidad que supone el aborto, desinformadas a más no poder, no podrán comprar un paquete de cigarrillos pero sí podrán utilizar el aborto como si de un anticonceptivo se tratase. El ministerio encargado de elaborar este anteproyecto de ley, curiosamente, no ha sido el de Sanidad. Ha sido el político Ministerio de Igualdad que preside el holograma analfabeto de la feminista radical Fernández de la Vega, liada tratando de demostrar que no cometió fraude electoral al votar en Valencia. Y es que un drama social tan grave y antediluviano como es el aborto está politizado.

Ni qué decir tiene que de inmediato las organizaciones “pro-vida” se han manifestado en contra y que los socialistas, nada más conocer la campaña emprendida por la Conferencia Episcopal que pone, muy acertadamente en mi opinión, de manifiesto la enorme contradicción de una sociedad moralmente enferma que protege más la cría de lince o un huevo de quebrantahuesos que un no-nato humano, han recurrido al demagógico argumento de que los que estamos en contra del aborto no sólo somos de ultraderecha o de derecha ultra, sino que asistimos a misa diaria y queremos encarcelar a miles de mujeres al año. Algún enfermo moral que milita en eso del ecologismo y que no ha tenido el detalle de suicidarse para ser coherente con sus pamplinas, ha llegado a afirmar que esto es lógico, puesto que la cría del lince está en extinción y hay superpoblación de seres humanos. Otros, que se creen demócratas, han venido a afirmar que el debate del aborto ya tuvo lugar hace veinte años y, por lo tanto, debemos de callar. Y es que a la izquierda le interesa todo menos debatir acerca de la realidad del aborto.

Vamos, que los que estamos en contra del aborto somos la repera limonera. Unos carcas de aúpa. Porque lo progresista, según la izquierda, es asesinar al crío en el vientre de su madre y enviar a la cárcel a cualquier mujer veterinaria que se le ocurriera practicar un aborto a una lince. Todo muy edificante.

Diversas cofradías de Semana Santa ya han anunciado, para cabreo de doña Bibiana, empeñada en confundir religión, política y aborto, que lucirán un lazo blanco como símbolo de rechazo al aborto y el próximo domingo, 29 de marzo, a las 12:00 horas tendrán lugar a lo largo y ancho de toda nuestra geografía nacional marchas por la vida a las que acudirán todo tipo de organizaciones cívicas. Desde organizaciones religiosas pasando por la laica “Foro Liberal”, asociación que ésta que suscribe se honra en presidir, o la Fundación Burke secundarán la iniciativa en defensa de la vida.

Y es que el aborto, por más que se empeñen la propaganda y María Antonia Iglesias, no es un asunto religioso ni de peligrosos católicos que quieren que la gente muera de SIDA. Digámoslo claro: para los que consideramos que la vida del ser humano comienza desde su concepción, para los que creemos que las mujeres embarazadas portan en su vientre un niño y no un tumor o una raspa de pescado, eso de quemarlo vivo con sal o despedazarlo con tenazas es un horrible crimen que en pleno siglo XXI debería estar en retroceso. Porque el aborto es violencia. El aborto, señores, no es progreso, es regreso.

Otrosí
Leo que el PP ha acusado a los socialistas de ser “nuevos ricos cutres” por el anuncio que Moratinos ha publicado en el BOE buscando mayordomo para Exteriores. Será que no saben estos populares que el último rumor de los mentideros apunta a que habría un alto cargo de Comunidad Autónoma que tendría a su disposición a 3 doncellas, encargada cada una de prepararle un menú distinto cada día del año. Si el alto cargo no acude al despacho en cuestión –y acude 4 veces al mes como mucho-, la comida se tira a la basura. Y si al señorito del Pepé no le gusta el menú preparado por las muchachas, no se corta: encarga un cátering.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris