Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Porras para todos

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
lunes, 23 de marzo de 2009, 10:46 h (CET)
Seguramente algunos de los integrantes de la Brigada Móvil de Mossos d’Esquadra habían escuchado a los “protestones” que durante la Romería de Les Canyes en Castelló le gritaban a Camps aquello de “trajes para todos” y decidieron que durante el desalojo de los estudiantes que llevaban tiempo encerrados en dependencias de la Universidad en Barcelona ellos harían bueno el lema de “porras para todos”, y dicho y hecho, en cuanto un grupo de estudiantes y algunos de esos “allegados” que se apuntan hasta a un bombardeo ocuparon la calzada de la Gran Vía barcelonesa sacaron las gomas para intentar borrarlos de la calle, pero erraron la actuación y creyendo que la policía, la que sea, tiene “el monopolio legal de la violencia”, como ha afirmado uno de los dirigentes sindicales del cuerpo, repartieron estopa a todo lo que se movía por la zona, estudiantes, “allegados” , viandantes y hasta a los periodistas que debidamente identificados cumplían con su obligación de informar al público.

Por un momento, viendo las imágenes de la brutalidad policial de algunos “mossos” creí estar dentro de un túnel del tiempo que me había dejado en medio de mis años de estudiante, volví a ver a los “grises”, la policía del franquismo, formados delante de la Facultad, en mi caso la de Derecho, horas y horas al Sol, con aquellos cascos que recordaban al ejercito hitleriano y sus temidos uniformes grises mientras sus jefes les aleccionaban con arengas del tipo de “ahí dentro están los señoritos mientras vuestros hijos tienen las manos pringadas de grasa de mecánico o están encima de una andamio en cualquier obra”, naturalmente cuando salíamos en protesta pidiendo libertad y democracia nos llovían en torrente todas aquellas porras empuñadas por manos llenas de rabia y odio. Más o menos algo parecido ocurrió esta semana en pleno centro de Barcelona, los detentadores, según ellos, del monopolio legal de la violencia la sacaron a pasear sin medir las consecuencias.

Y a estas horas todavía no ha dimitido ninguno de los responsables, responsabilidad que, obviamente, va mucho más allá de los que empuñaban las porras y apaleaban ciudadanos y periodistas, los auténticos responsable de los hechos son los mandos y la dirección política de la Conselleria responsable de los “mossos”. Catalunya no se merece este tipo de policía, ni los ciudadanos merecen pagar los platos rotos de las diferencias existentes entre las direcciones policial y política. Saura, el Conseller responsable, no goza del beneplácito de una parte de los “mossos” ni de sus mandos, a estos les sentó muy mal que gracias a una cámara oculta se viera como maltrataban y vejaban a un detenido en la comisaría de Las Corts, como tampoco les hace ninguna gracia que el nombre del cuerpo salga en la prensa cuando alguno de ellos se extralimita en sus funciones o delinque, que de todo hay en la viña del señor. Algunos piensan que esta desgraciada actuación ha sido un “tour de force” entre el cuerpo y su máximo responsable político, podría ser, pero la patada en el culo de Saura se la han dado a ciudadanos y periodistas que no tenían nada que ver con la protesta estudiantil.

El Conseller Saura y algunos de sus más cercanos en la Consellería deberían dimitir, así como los mandos policiales que ordenaron actuar tan duramente, dejar el coche oficial y marcharse a casa, allá con los “cliks” de Famovil que organicen todas las manifestaciones que quieran y las disuelvan a porrazos. Como siempre la derecha más reaccionaria ha salido en defensa de la actuación de los “mossos”, los añorantes de la mano dura, el porrazo en la espalda o la cabeza y “tentetieso” se han frotado las manos estos días y tomando el rábano por las hojas quieren hacer ver a la opinión pública que una policía autonómica no sirve para nada olvidando que una triste anécdota como esta no puede ser elevada a la categoría de historia. Al fin y al cabo el cuerpo policial catalán no todo lo hace mal, también se ocupan de mantener el territorio limpio de mangantes, chorizos y demás ralea como lo demuestran sus últimas actuaciones cerrando diversos prostíbulos y deteniendo a algunos policías del Cuerpo nacional que ejercían de extorsionadores.

Esperemos que este tipo de actuaciones no se repitan y que ese “monopolio legal de la violencia” no lo tenga nadie y que la Brigada Móvil de los “mossos”, y especialmente sus mandos, recuerden que los tiempos de la prepotencia policial hace tiempo que terminaron. Aunque se me hace difícil creer que esto vaya a ser posible, para mi la policía siempre será la policía, al menos algunos de ellos.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris