Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Diario de un español en crisis   Política   -   Sección:   Opinión

¿Sigue el juego?

Nuestros amados líderes y lideresas han descubierto el juego.
Francisco Morales Lomas
jueves, 31 de marzo de 2016, 08:22 h (CET)
Las nuevas formas de hacer política consisten en lanzar tuits, escribir cositas en Facebook, realizar espectaculares paseos por la acera del Congreso ante las cámaras, regalos de libros con dedicatorias amables, saludos cruzando las manos como aguerridos sindicalistas y unas enormes ganas de parecer ante los demás de modo que no les culpabilicen de que el país está como unos zorros gracias a ellos.

Las encuestas son causantes de todos estos giros y alambicados juegos escénicos. Casi estertores. Los partidos sondean sus conclusiones para aparecer soeces en el trato o afables hasta el baboseo. Se sabe que el ciudadano castigará al que no pacte y todos luchan por echarle la culpa al otro de que el pacto no ha sido posible por su intransigencia.

Es verdad que el salvado Sánchez (no llegó la puñalada de Susana) inició el baile de los pactos ante el desapego y la obsolescencia del líder del PP, que se sienta a esperar la llegada del verano, como la cigarra que resuelve su holganza. También es verdad que el fracaso del líder del PSOE como candidato a la presidencia era un fracaso anunciado. Pero ha sido una decepción que finalmente lo ha emancipado. Su estrategia le ha funcionado bien.

Ahora llega Podemos con las encuestas en la mano a la baja, con sus guerras internas (errejonistas/pablistas) y gira en redondo. Donde había cal viva ahora hay obsequios, besos y arrumacos. Cuando había insultos, ahora existe calidez humana. ¡Qué bonito es el amor! Hace a las personas tan seductoras como sandias.

Después de la semana de pasión el tripartito ha realizado un examen de conciencia y se prepara para hablar. Antes se negaban unos a otros el pan y la sal, ahora parece que el problema no son la vicepresidencia o los servicios secretos ni siquiera la urticaria que produce el verse sentados a una misma mesa tres formaciones tan disímiles.

Creo que el miedo a las encuestas las culpables de tanto baile. Y las encuestas serán a resultas las que permitirán que no lleguemos al 26 de junio a repetir lo mismo o se forme gobierno tapándose la nariz.

No sería una mala idea este tripartito si se sustenta en la razón y el respeto a los derechos recogidos en la constitución y la defensa del castigado ciudadano. Quizá la estructura del estado y el gasto público serán finalmente las líneas rojas o moradas que lo impidan. Veremos.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris