Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Sida, los preservativos y la campaña contra la Iglesia

Pedro J. Piqueras
Redacción
domingo, 22 de marzo de 2009, 16:59 h (CET)
Las reacciones de algunos responsables de políticas sociales y salud pública parecen desconocer las causas de la enfermedad del sida y los resultados conseguidos con políticas educativas, así como las recomendaciones de algunos grupos de profesionales de la medicina y la biología. Tengo la sensación que estas reacciones responden más a equipos divulgadores y publicistas de grandes laboratorios fabricantes de condones que a políticos responsables.

Si es cierto que las declaraciones del Papa a los periodistas en su vuelo a Yaundé sobre la errónea política de basar en el preservativo la lucha contra el sida, han suscitado una polémica de alcance mundial donde algunos gobiernos así como los medios de comunicación autodenominados “progresistas” y partidos políticos se han rasgado las vestiduras, llegando al extremo de acusar al Papa de propagar el sida en África en un auténtico ejercicio de ignorancia y adoctrinamiento ideológico.

Benedicto XVI había declarado a los periodistas en el vuelo de Roma a Yaundé, que el Sida no se combate sólo con dinero, aunque reconoció que es necesario, "ni con la distribución de preservativo, que, al contrario, aumentan el problema". El Sida, según el Papa se vence con "una humanización de la sexualidad, una renovación espiritual humana, que comporta una nueva forma de conducta de unos con otros" y a través de una amistad, disponibilidad y amor por los enfermos.

Según el portavoz Vaticano, insistió en que para afrontar el sida hace falta educación sobre sexualidad responsable, medicinas eficaces y asistencia a las personas enfermas, de ahí que asegura que basar todo en el uso del preservativo no es el "camino justo".

Esa capacidad de sufrir con los que sufren es la respuesta que ofrece la Iglesia, añadió el Papa, que precisó que la línea de la Iglesia es renovar al hombre y darle fuerza espiritual y humana para un justo control de su cuerpo. Si alguien, conociendo como se está desarrollando la enfermedad en países que utilizan el condón como único medio de lucha y los resultados en los países que se han utilizado medios educativos y afectivos, critica las palabras del Papa, podemos pensar que no actua de buena fe y hay de por medio otros intereses.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris