Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El Sida, los preservativos y la campaña contra la Iglesia

Pedro J. Piqueras
Redacción
domingo, 22 de marzo de 2009, 16:59 h (CET)
Las reacciones de algunos responsables de políticas sociales y salud pública parecen desconocer las causas de la enfermedad del sida y los resultados conseguidos con políticas educativas, así como las recomendaciones de algunos grupos de profesionales de la medicina y la biología. Tengo la sensación que estas reacciones responden más a equipos divulgadores y publicistas de grandes laboratorios fabricantes de condones que a políticos responsables.

Si es cierto que las declaraciones del Papa a los periodistas en su vuelo a Yaundé sobre la errónea política de basar en el preservativo la lucha contra el sida, han suscitado una polémica de alcance mundial donde algunos gobiernos así como los medios de comunicación autodenominados “progresistas” y partidos políticos se han rasgado las vestiduras, llegando al extremo de acusar al Papa de propagar el sida en África en un auténtico ejercicio de ignorancia y adoctrinamiento ideológico.

Benedicto XVI había declarado a los periodistas en el vuelo de Roma a Yaundé, que el Sida no se combate sólo con dinero, aunque reconoció que es necesario, "ni con la distribución de preservativo, que, al contrario, aumentan el problema". El Sida, según el Papa se vence con "una humanización de la sexualidad, una renovación espiritual humana, que comporta una nueva forma de conducta de unos con otros" y a través de una amistad, disponibilidad y amor por los enfermos.

Según el portavoz Vaticano, insistió en que para afrontar el sida hace falta educación sobre sexualidad responsable, medicinas eficaces y asistencia a las personas enfermas, de ahí que asegura que basar todo en el uso del preservativo no es el "camino justo".

Esa capacidad de sufrir con los que sufren es la respuesta que ofrece la Iglesia, añadió el Papa, que precisó que la línea de la Iglesia es renovar al hombre y darle fuerza espiritual y humana para un justo control de su cuerpo. Si alguien, conociendo como se está desarrollando la enfermedad en países que utilizan el condón como único medio de lucha y los resultados en los países que se han utilizado medios educativos y afectivos, critica las palabras del Papa, podemos pensar que no actua de buena fe y hay de por medio otros intereses.

Noticias relacionadas

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original

La gestualidad de Sánchez y su incondicional apoyo mediático progre

“Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento” Albert Einstein

Cándida candidata del PP en Madrid

‘Cándida’, según el diccionario, es el adjetivo que califica a la ingenua que no tiene malicia ni doblez, o que es simple, poco advertida

Respetar es sinónimo de libertad

¿Podemos cortar de raíz toda manifestación contraria al sentir del pueblo?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris