Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Paraguay   Justicia   -   Sección:   Opinión

Paraguay: Negligencia médica desafía el poder judicial

Peter Tase
miércoles, 30 de marzo de 2016, 08:27 h (CET)
En el año 2009, la Sra. Romelia Páez fue una de las centenarias víctimas de la Fundación Tesãi, que perdió la vida por culpa de una mala praxis ejercida por las doctoras Sofía Oviedo Caballero y Olga María Cañete Coronel. En Julio del 2013, ambas doctoras-asesinas, Oviedo Caballero y Cañete Coronel fueron condenadas por homicidio culposo, con tres años y seis meses de cárcel. Ambas funcionarias se encontraron culpables de negligencia al tratar a Romelia Páez, esposa del ex senador nacional Germán Segovia; tres años después de dicha condena, articulada por la justicia paraguaya, las dos medicas siguen circulando libremente por las calles de Asunción. En Paraguay, así como en todos los países democráticos, se tiene que cumplir el veredicto de la justicia en la brevedad posible. Dichas medicas – asesinas tienen que ir a la cárcel por matar a un paciente en una institución en donde supuestamente se salvan y no se matan las vidas.

Los familiares de Romelia Páez, quieren poner fin al luto y piden a las autoridades en actuar en forma inmediata en hacer todo lo posible de llevar ambas médicas a la cárcel.

En el hospital de Rhode Island, un médico cirujano (con más de 20 años de experiencia) no había marcado qué lado del cerebro de un hombre de 86 años de edad, tenía un coágulo de sangre, al mismo tiempo le aseguraba a la enfermera que recordaba el lado correcto. El paciente en este caso murió unas semanas más tarde. El caso de Romelia es peor de lo ocurrido en el hospital de Rhode Island, en este contexto Oviedo Caballero y Olga María Cañete, merecen una condena a cárcel por más prolongada de lo que en realidad la justicia paraguaya le ha dado actualmente.

Mientras tanto, las acusadas piden nueva revisión de la condena, y varios grupos de médicos ya se movilizaron para que la justicia revea su postura. Incluso advierten con paralizar el sistema de salud.

La intención de los doctores fue fuertemente criticado por Rolando Segovia Páez, hijo de la mujer fallecido, pues alega que la justicia comprobó a cabalidad la existencia de una negligencia por parte de Sofía Oviedo y Olga Cañete.

“Ganamos en primera instancia, segunda instancia y en la Corte. Se demostró la negligencia con base al resultado medico científico”, explicó Segovia. E. Sr. Rolando Segovia, cuestionó la movilización de médicos, pues sostiene que los mismos no pueden ser “inmunes” a las leyes nacionales, y que deben pagar por sus errores. Solicitó que la jueza de Ejecución dicte de una vez la prisión para las dos médicas, y así “poner fin a siete años de luto”. Segovia añadió que en los años que duró el proceso judicial su familia sufrió todo tipo de ataque en redes sociales por parte de los médicos; subrayó que lo más importante ya lo perdieron, que era la vida de su madre. Acotó que el proceso lo siguen por conseguir justicia y no dinero. Segovia reiteró en el juicio se probó que las médicas aplicaron una sobredosis de ketorolac y que luego se realizó mal un cateterismo, lo cual causó la muerte de la paciente.

La condena se basó en la autopsia realizada por el más prestigioso patológico de Paraguay el Dr. Jose Bellassai y el equipo Forense de la Justicia y la Fiscalía con la participación del médico experto en medicina forense Dr. Abilio Obregon. Esta autopsia es el punto culminante de cualquier investigación médico científica para saber de qué murió un ser humano, y es válida en Paraguay y en cualquier parte del mundo. La evidencia científica que comprobó el homicidio por negligencia médica resultó irrefutable ante los tribunales al demostrar que el catéter colocado por Olga Cañete produjo la hemorragia interna que mató a Mercedes Páez cariñosamente llamada Rome. Sus familiares habilitaron una web www.rome.org

En Paraguay, ha llegado la hora de hacer cumplir la orden judicial y ejecutar la condena dictada por todas las instancias de la justicia en el país sur americano. Las autoridades paraguayas tiene que hacer todo lo posible para hacer llegar la condena a las dos asesinas en camisa blanca, al contrario la delincuencia medicinal seguirá poniendo una sobredosis de ketorolac a la justicia paraguaya en el trascurso de la democracia paraguaya.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Imponderables

Hemos de contar con las debilidades humanas...para contrarrestarlas, claro

El negativismo izquierdista como arma de lucha

Los ignorantes son los muchos, los necios son los infinitos; y así el que los tuviese a ellos de su parte, ese sería señor del mundo entero.” B. Gracián

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?

Africanización importada desde Nigeria a Paraguay

El escándalo generado en Paraguay con la visita de un pastor nigeriano derivaron en una airada reacción de profesionales de la salud y parlamentarios

Juana Rivas, las vacaciones y el Constitucional

No soy jurista y no acepto que el Alto Tribunal argumente, en vacaciones, en las formas y no entre en el caso cuando se trata de un recurso de amparo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris