Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Dentro de una sana laicidad

JD Mez. Madrid
Redacción
sábado, 21 de marzo de 2009, 15:25 h (CET)
El Cardenal García-Gasco aseguraba que “la sana laicidad nada tiene que ver con el laicismo radical y excluyente que se presenta hoy en España".

Ni tampoco con el laicismo radical y excluyente que, de forma diáfana o con ciertos camuflajes, se presenta actualmente en nuestro país, y también en otros países de tradición y mayoría cristiana, añadimos nosotros.

De igual forma, decía el cardenal que "la libertad religiosa no es tal cuando se convierte en una política de "apartheid", de confinar la religión a la sacristía". ¿No les parece que no hay contraposición entre una visión de la vida enraizada firmemente en la dimensión religiosa y un orden social respetuoso con la dignidad y los derechos de la persona? Si no la hay ¿porqué actuamos como si la hubiera?

Los creyentes "estamos llamados a proponer una visión de la fe, no en términos de intolerancia, discriminación o conflicto, sino de total respeto a la verdad, la coexistencia, los derechos y la reconciliación", y es que debemos presentar la libertad religiosa como piedra esencial del edificio de los derechos humanos. La libertad religiosa corresponde a "la unidad de la persona, aun distinguiendo claramente entre la dimensión de ciudadano y la de creyente, dentro de una sana laicidad".

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris