Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Soberanía Energética y el Lobao Feroz

Luís Agüero Wagner
Redacción
miércoles, 18 de marzo de 2009, 13:02 h (CET)
Las supuestas “negociaciones” sobre Itaipú que realiza el equipo de improvisados que rodea al obispo Fernando Lugo, parecería ser una interminable seguidilla de Fracasos.

Aunque en principio la prensa “hidronacionalista”, pero subsidiada desde la embajada norteamericana, pretendió fingir que una comisión de “expertos” se encontraba renegociando con Brasil el tema, las mentiras salieron a luz con las declaraciones del ministro de minas y Energía del Brasil, Edilson Lobao.

El ministro de Minas y Energía de Brasil, Edison Lobão, afirmó recientemente que Paraguay sólo puso el agua en Itaipú, algo que se lee como un nuevo revés del obispo Fernando Lugo y sus publicistas, que no logran convencer con cuatro décadas de incesante repetición de sus argumentos.

Lobao también recordó a Lugo que para construir la represa se necesitaban unos 50 mil millones de dólares, y Brasil facilitó a la parte paraguaya los fondos, sin que Paraguay tenga ni siquiera que garantizar créditos.

Intentar una renegociación en ese tratado es una idea fija en la prensa que apoyó al clérigo-presidente, sobre todo el diario ABC color, que llevar cuarenta años fracasando en el empeño. De todas maneras, el tema le resulta funcional para socavar la aceptación que en Paraguay tiene el Mercosur.

También es útil a los propietarios del periódico para eludir a la justicia, con quien tienen cuentas pendientes por su participación en macabras operaciones del Plan Cóndor.

Conrado Pappalardo, uno de los dueños del diario, es conocido en Paraguay por haber proveído pasaportes a los asesinos de Orlando Letelier en Washington, en tanto Aldo Zucolillo, director-propietario de ABC color, fue propagandista de Videla, Pinochet y Stroessner, a quienes aplaudió desde sus editoriales.

Este contradictorio rotativo pretende aparecer como el campeón de los intereses hidro-nacionalistas paraguayos, aunque ello no se refleja en la catadura moral de algunos de sus más conspicuos columnistas.

El medio acostumbra publicar insistentemente opiniones sobre el tema del desaparecido historiador Efraim Cardozo, uno de los máximos entregadores de soberanía energética en la historia del Paraguay. Durante las negociaciones para la paz del Chaco, tras la guerra paraguayo-boliviana entre 1932 y 1935, Cardozo redactó el documento por el cual Paraguay renunció a casi cincuenta mil kilómetros cuadrados de territorio petrolífero y minas de gas que estaban en poder de su ejército.

La actitud claudicante del columnista de ABC color, Efraim Cardozo, hizo que el Paraguay deba comprar a la Argentina el gas boliviano, en lugar de abastecerse a sí mismo, así como costó la pérdida de yacimientos petrolíferos en beneficio de la Standard Oil Company, propietaria de las concesiones hechas en Bolivia en aquel tiempo.

Otro columnista de ABC color, Fernando Levi Rufinelli, fue uno de los instigadores del colaboracionismo del Partido Liberal con Stroessner, que facilitó al dictador legitimarse exteriormente y firmar el tan mentado Tratado de Itaipú con Brasil.
Consagrado por la prensa anticomunista que sirvió a Stroessner, el máximo negociador de Fernando Lugo en el tema de Itaipú es actualmente Ricardo Canese, a quien nadie recuerda su paso por la administración del ex presidente Lucho González Macchi.

Según las memorias de "Lucho" (que así se apodaba cariñosamente al ex presidente Luis González Macchi), nombró a Canese vice-ministro de Minas y Energía porque "se acercó para felicitar a Luis María Argaña luego de su victoria sobre Wasmosy en las internas coloradas". Es decir, el nombramiento obedeció exclusivamente al oportunismo de este personaje para acudir a lisonjear a un político colorado tras las elecciones internas en su partido.

Renegociar el Tratado de Itaipú fue una de las promesas de campaña del obispo, aunque sin muchas esperanzas de poder cumplirla, dado que ese punto está en manos de quienes detentan el poder en Brasil.

Difícilmente pueda cumplir con polemistas tan poco coherentes y confiables pueda enfrentarse a la voracidad imperialista brasileña, reflejada en expresiones como la del Lobao Feroz.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris