Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

El legado de Calderón

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 17 de marzo de 2009, 12:10 h (CET)
La ‘manita’ del Liverpool al Real Madrid ha sido, ni más ni menos, que la escenificación deportiva del bochornoso legado de (Don) Ramón Calderón en sus dos años de presidente electo. Tras ganar con un aparente gran tufo un proceso electoral que bordó el esperpento nacional, se dedicó a presidirse a sí mismo y no al club que le había votado. Y, claro, pasó lo que pasó.

Y es que más de cien años de historia no se pueden dejar en manos de un ‘pijoaparte’ que responde al nombre de Nanín y que su mayor logro ha sido moverse en ambientes nocturno-deportivos tan bien como el Buitre hacía en el área. Pero el poder de seducción que este lazarillo ejercía sobre Calderón llevó a aquella pestilente Asamblea que ha sido el gran escándalo de la temporada.

Todavía no está aclarado este episodio –los jueces dirán- pero hay alguno que ha sido indemnizado con una cantidad millonaria por (presuntamente) estafar a quiénes le pagaban. Caso curioso el de estos nuevos dirigentes del Real Madrid –y de fútbol en general- que se gastan 500 millones de euros en dos años en fichajes del más allá para acabar ‘muertos’ en la orilla de Anfield, donde los paisanos de Los Beatles y unos cuantos españoles les asestaron una puñalada directa al corazón.

Y ahora toca lo que últimamente toca. Perdidos en Copa y Champions (como en los últimos cinco años), toque de queda para hacer la machada en la Liga –ya van dos- y esperar como agua de mayo al ‘ratoncito’ Pérez, de nombre Florentino para más señas, que venga con pasta y ponga orden.

Los Figo, Ronaldo, Beckham y compañía tendrán sustitutos en los Cristiano, Benzemà, Kaká y compañía. Sí pero, ¿dónde está el proyecto? ¿Para cuando decisiones futbolísticas en una entidad futbolística? Estamos en lo de siempre. El Madrid podrá ganar lo que quiera de aquí a julio, pero ha perdido una cosa primordial: valores. Ha perdido una filosofía, una forma de entender la vida por culpa de unos ‘trincones’ de tres al cuarto que sólo aspiran a tener chófer, a cenar en los mejores restaurantes y a tener oficina en una de las cuatro torres de Madrid.

Al menos en el Getafe y en el Atlético de Madrid pierden fieles a un estilo, a una forma de entender el fútbol, que me parece mayor consuelo. Rafa Nadal podrá perder, pero nunca será por falta de actitud. Y el Madrid debió salir a morir en Anfield. Yo soy Juande y, sin tener ni idea de esto, cojo a Gago a los 10 minutos de partido y le digo: ‘Mira, chico, o te haces con el balón en la próxima jugada o te mando al vestuario y te vas para Madrid nadando, que nos estamos jugando la vida’. Y me la juego de verdad haciendo cambios y variando sistemas. Si hay que morir, se muere, pero que sea mirándole a los ojos a Gerrard…

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris