Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 26   -   Sección:   Baloncesto

El colista sonroja Badalona (81-89)

El Cajasol, que desbordó al DKV Joventut en el último cuarto, suma una importantísima victoria para su salvación
Redacción
domingo, 15 de marzo de 2009, 23:29 h (CET)
Sorpresón en Badalona. Después de perder en Vistalegre, cosa comprensible, los de Sito debían ganar para seguir arriba. Estaban obligados. Y más, ante el colista. Pero no lo hicieron. Y merecidamente. El Cajasol, que luchó más durante los cuarenta minutos, creyó en sí mismo y derrotó a un Joventut perdido, sin frescura, sin ritmo, ni acierto. Con esta victoria, el conjunto sevillano abandona por primera vez en la temporada la última posición. La Penya, quinta.

FICHA TÉCNICA
81- DKV Joventut:Mallet (11), Ribas (10), Pere Tomás (4), Bogdanovic (8), Hernández-Sonseca (2) -equipo inicial-, Rubio (13), Karl (2), Jasaitis (25), Jagla (-), Moiso (6) y Laviña (-).


89-Cajasol Sevilla: Ellis (16), Tucker (22), Miso (4), Caner-Medley (21), Rey (4) -equipo inicial-, Ignerski (3), Savanovic (11), Rivero (3) y Triguero (5).br>

Parciales: 20-22, 15-8, 27-29 y 19-30.

Árbitros: Martín Bertrán, Bultó y Castillo. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la 26ª jornada de la Liga ACB disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante unos 7.000 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El espíritu cajista

Pese que en algún tramo del partido los sevillanos demostraron porqué son últimos, los de Pedro Martínez sacaron el orgullo que les permite seguir soñando con permanecer un año más en la ACB. La casta de todo el bloque más el buen hacer del trío Caner-Medley, Tucker y Ellis -sumaron 59 puntos entre los tres, de los 89 del Cajasol-, facilitaron la machada.


Lo peor: Segunda derrota consecutiva del Joventut

Y que hace patente que no puede aspirar a mucho más que la quinta plaza de la liga regular. Y es que los verdinegros no han conseguido ganar a ningún equipo de los que tiene por encima -‘los 4 grandes’. Del mismo modo, en lo que va de ACB no había perdido ante ningún equipo por detrás suyo. O lo que es lo mismo, había logrado 17 victorias ante sus perseguidores. Perseguidores de perfil medio-bajo. La jornada que viene la Penya tiene la oportunidad de conseguir el 1/8 o acabará con 0 victorias ante los cuatro equipos por antonomasia de la ACB. Podría ser histórico. Espera el TAU.

El dato: 10 y 14
La decena, los tiros los tiros de dos que sumó el DKV. De los 25 que lanzó (un 40%). Y los 14, los triples que anotó. Tiró 31 (45%). Una vez más la Penya lanzó más de 3 que de 2. Pero lo realmente impactante son los 10 tiros de dos que anotó. Sólo 10. Así poco se puede hacer para ganar un partido.


Guille Pérez / Badalona

Saltaron al parquet del Olímpic como farolillo rojo, como dice el tópico, y salieron de Badalona habiéndola conquistado. Cuando nadie se lo esperaba. El Cajasol de Sevilla se comió, por esfuerzo y mejor juego, al equipo local. Una Penya ahogada en ataque, permisiva en defensa y sin recursos. Una vez más. Cómo había demostrado ante los grandes pero hoy, para más inri, ante un equipo que si bien no es el de la primera vuelta, sumaba tan sólo 5 victorias. Un equipo claramente inferior. Pero cuando tus dos pívots suman 8 puntos poco se puede hacer. Juego sin fundamentos. Ni un ‘pick and roll’ para Moiso ni Sonseca. Un posteo en todo el partido. Y cuando Ricky Rubio, el que debe ser el estandarte, llega al último cuarto con tan sólo 14 minutos jugados, se bloquea: lo quiere hacer todo rápidamente, peca de ansiedad. Y el equipo lo nota.

Jugaba su tercer partido con su equipo, el Cajasol, colista y que le contrató para intentar salvar la categoría. Clay Tucker. El escolta estadounidense anotó 12 puntos, de los 22 de su equipo en el cuarto, en 8 minutos. De esta manera, y con una zona 2-3 que colapsó al DKV, los cajistas sorprendían en Badalona (11-17). Sólo Pau Ribas y Pere Tomàs sumaban para los verdinegros, encalladísimos en ataque y demasiado permisivos en defensa -defendiendo mal las salidas del bloqueo de Ellis y Tucker-. Pese a ello, y gracias a Mallet -hoy sí arrancando con una carta de tiro sin error- los sevillanos no lograron irse en el marcador al final del cuarto (20-22). La Penya no se encontraba. No podía correr. No imprimía ritmo ni adelante ni atrás.

En estas últimas temporadas se han visto grandes minutos de baloncesto en el Olímpic pero sin duda, los 10 minutos que precedieron al primer cuarto, no cabrían en este grupo. Más bien lo contrario. Unos demostraron el porqué el techo lo tienen, probablemente, en la quinta plaza y otros porqué llegaban a Badalona como colistas. Sonrojante cuarto de ambos equipos que se fueron a los vestuarios con un tanteo de 15-8. Coby Karl secó a Tucker (0 puntos!) y el Cajasol lo notó. Jasaitis cogió las riendas anotadoras de los suyos y puso por delante a la Penya (23-22, min.11). Si el ataque estático y fallón del DKV era malo, el sevillista, paupérrimo. Los cajistas vivían gracias a acciones aisladas de Savanovic y se llegó al último minuto con empate (30-30) y con un marcador parcial digno de categorías mini (10-8). Bogdanovic, un serbio al que debió darle vergüenza lo que estaban presenciando los 7.000 asistentes al Olímpic, con 5 puntos consecutivos -con triple sobre la bocina- distanció a la Penya antes del descanso. 35-30. Lo mejor para la Penya, sin duda, el resultado. Doblaban los verdinegros en valoración a los andaluces pero por lo visto hasta el momento, la estadística engañaba. Primera parte mala, mala.

Con un marcador tan bajo, cuando sólo empezar el tercer cuarto coges 9 puntos de ventaja, saben como agua bendita. Y toda la parroquia verdinegra así lo vio. Hasta Sito, que volvió ha hacer extraños malabarismos con las rotaciones en este arranque de cuarto. Así, de la mano de nuevo de Bogdanovic, el DKV cogió aire (39-30). Pero por pocos momentos. Apareció un protagonista inesperado, Caner Medley -11 puntos en el cuarto- que junto con un renacido Tucker, con 8 puntos, formó una sociedad perfecta. Y fue un cuarto de menos a más. Empezó como a cámara lenta pero la fluidez anotadora de ambos conjuntos (esas defensas…) compensó el esperpento del segundo período. Jasaitis, muy astuto desde la media distancia y debajo la canasta hacía la competencia a Tucker, mientras que Ricky no anotó hasta el minuto 28. Así, tras un intercambio de canastas que dejaba el choque igualado (50-48), Jasaitis y su 3 de 3 en triples en este cuarto (acabaría con 6 de 8), dio una nueva ventaja al Joventut (62-55). Y sería la última. Un mazazo psicológico en forma de triple sobre el bocinazo, como no de Tucker, cerraba el tercer cuarto con más igualdad de la esperada (62-59).

La táctica del conejo…
Antes de que Pedro Martínez cogiera las riendas de este Cajasol, Manel Comas, otro ilustre entrenador ACB, acuñó hace años la denominada táctica del conejo. Ir por detrás casi todo el partido, para al final, dar el hachazo final y ganar. Y hoy, su ex equipo lo entendió a la perfección. Y lo hizo de manera arrolladora. Un parcial de 3-23 acabó con el partido. Imperdonable para los locales. Dudosas decisiones en el banquillo verdinegro y cero baloncesto del DKV. Nada se vio de esa Penya con sello de identidad propio. Desapareció la pintura local, mejor dicho, siguió sin aparecer, y Savanovic lo aprovechó por dentro y Ellis, el tercer elemento punzante del tridente formado con Medley-Tucker hizo el resto. Poco a poco, el Cajasol, conseguía ventajas más amplias. Se pasó del 62-55 al 65-77. Restaban cuatro minutos, tiempo para remontar, pero las dinámicas eran muy distintas. Verdinegros hundidos y andaluces, crecidos. ¡Ah! y Jasaitis y su muñeca caliente, en el banquillo. Luego vinieron las prisas. Las ansias. Cuando Ricky, por su calidad y a base de insistir maquilló sus números y acercó a los suyos (73-79 min.39). Pero ya era demasiado tarde. Un querer y no poder. El último minuto se hizo eterno, pero ya nada cambió. 81-89 merecidísimo para ambos.


SALA DE PRENSA
Pedro Martínez (entrenador Cajasol)

"ha sido un partido muy duro en el que nos hemos adaptado bien a su defensa agresiva. Hemos sufrido pero en general hemos tenido paciencia para esperar nuestro momento. En el segundo cuarto hemos estado mal pero nunca hemos perdido nuestro lugar. Ha habido un momento, entre el tercer y el cuarto período, en que la Penya ha notado la presión de tener que ganar al colista. Y ahí hemos aprovechado para correr y meter algún triple que, hay que decirlo, ha sido un poco afortunado. Tenemos una línea buena. Hemos ganado 4 de los últimos 6 partidos y los otros dos han sido ante TAU y Madrid. Era normal que nos tuvieran respeto. Ahora el problema es jugar el próximo partido con la misma intensidad y con la misma necesidad que nos hemos creado y que nos ha ido bien. El error sería pensar que podemos ganar con facilidad.".
Sito Alonso (entrenador DKV Joventut)

“Felicitar al rival, primero. A parte de hacer un buen trabajo se ha demostrado, como ya habíamos dicho antes de perder, que no es el mismo equipo de la primera vuelta. Su mejoría en cuanto a intensidad, juego y fichajes los hacen muy peligrosos. Nosotros hemos salido con la obligación de ganar al colista. Durante el año hemos mantenido un tono defensivo muy notable. Y a medida que hemos recuperado jugadores hemos bajado esta intensidad. Hemos perdido un nivel defensivo que nos ha hecho perder nuestro estilo. Y hoy ha llegado la derrota con un equipo que ha luchado mucho y se ha esforzado más que nosotros. Y merecen la victoria sobradamente. Ahora llega el momento clave. Es duro recuperarse pero ahora hay que trabajar y hacer equipo.”


Noticias relacionadas

El colista Buducnost funde a triples al Baskonia

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas

Carroll desactiva al Khimki (79-74)

El estadounidense exhibió su fortaleza anotadora (15 puntos en el cuarto final) para desatascar al Real Madrid en un encuentro que se complicó sorpresivamente a consecuencia de un enfriamiento ofensivo y debilidad defensiva.

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles

Victoria de peso del Betis EPlus (70-64)

El equipo verdiblanco derrota a un rival directo como el RETAbet Bilbao Basket, a quien alcanza en la tabla de la LEB Oro

El Real Madrid esquiva la derrota con Rudy y Ayón

Los de Laso superan a Zalgiris con un gran último cuarto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris