Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 26   -   Sección:   Baloncesto

Ricoh Manresa se impone con autoridad a Alta Gestión Fuenlabrada (78-87).

Los catalanes marcaron en todo momento el ritmo del encuentro y, apoyándose en un Josh Asselin extraordinario, neutralizaron al equipo madrileño.
Redacción
domingo, 15 de marzo de 2009, 14:17 h (CET)
Los hombres de Jaume Ponsarnau sabían perfectamente lo que tenían que hacer si querían ganar en el Fernando Martín, y vaya si lo cumplieron. Se mostraron muy serios en defensa y eficaces en ataque (bloqueo y continuación ejecutado a la perfección, equilibrio entre juego interior y exterior y muy buen movimiento de balón). A pesar de la excelente actuación de Josh Asselin la victoria del Ricoh Manresa es sobre todo un logro colectivo: todos sus jugadores aportaron y su entrenador les dirigió de manera impecable. También Luis Guil hizo todo lo que estuvo en su mano para ganar el partido, pero hoy los jugadores del Fuenlabrada, salvo alguna excepción, se mostraron inseguros y desusadamente faltos de acierto en el tiro.

FICHA TÉCNICA
78- Alta Gestión Fuenlabrada: Tskitishvili (7), Valters (13), Blanco (19), Ramos (6), Oleson (6) -cinco inicial-, Mainoldi (7), López (-), Bueno (8), Radivojevic (12), Sandes (-) y Vidaurreta (-).

87- Ricoh Manresa: Grimau (8), Rodríguez (3), Asselin (25), Bulfoni (11), Ibaka (10) -cinco inicial-, Sánchez (6), Alzamora (1), Rubio (5), Montañez (14) y San Miguel (4).


Parciales: 21-23, 12-20, 16-17 y 29-27.

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Francisco José Araña y Juan José Martínez Díez.

Incidencias: Partido disputado en el Polideportivo Fernando Martín de Fuenlabrada, asistencia: 5.700 espectadores. Fue descalificado por cinco faltas personales el jugador del Ricoh Manresa Guillem Rubio.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Las brillantes actuaciones de Josh Asselin y Vuk Radivojevic

Josh Asselin, con 25 puntos y 10 rebotes, fue sin discusión el hombre del partido, anotó desde todas las posiciones y desquició a la defensa del Alta Gestión Fuenlabrada. Vuk Radivojevic no fue tan decisivo para el encuentro pero sus 12 puntos en 12 minutos (13 de valoración) son más que meritorios, y, de su mano, el Alta Gestión Fuenlabrada llegó a soñar con una remontada imposible.

Lo peor: La falta de solidez defensiva del Alta Gestión Fuenlabrada y el desacierto general en ataque.

Hoy no fue el día del Fuenlabrada. Oleson no anotó ninguna canasta en juego, los triples no entraron como de costumbre y, en general, la suerte les fue esquiva. Salvo algún fugaz destello al final del partido su defensa fue muy floja y su ataque nada fluido.

El dato:
Los 20 puntos de valoración de Josh Asselin en 14 minutos de juego (30 al final del partido habiendo disputado 28 minutos) y las 7 asistencias de Javi Rodríguez en 22 minutos.


David Sánchez / Enviado especial a Madrid

Habían transcurrido menos de tres minutos de partido y el Alta Gestión Fuenlabrada doblaba al Ricoh Manresa en el marcador (12-6). Los puntos habían venido desde todas las posiciones y a pesar de que se habían concedido un par de canastas fáciles, parecía que todo iba sobre ruedas. En la siguiente jugada un mate de Ibaka empezó a cambiar el rumbo del partido. Los rebotes ofensivos capturados por el Manresa les daban segundas opciones que no desaprovechaban. Un triple de Saúl Blanco mantenía las distancias (17-12). Asselin acercaba a los suyos con una canasta (17-14). A partir de ese momento el Alta Gestión Fuenlabrada pareció descomponerse. Empezaron a abusar del triple y a perder balones. Los nervios jugaban malas pasadas y buscaban a Oleson desesperadamente. Pero hoy no era el día del mejor jugador que jamás dio Alaska.

El Ricoh Manresa se mostraba constante y Asselin implacable. El Alta Gestión Fuenlabrada parecía no tener ideas en ataque, y estábamos solo en el primer cuarto. La garra de Sául Blanco y un buen gancho de Bueno conseguían empatar el partido a 21 pero las sensaciones no eran buenas. Dos tiros libres convertidos por Rubio cerraban el cuarto con ventaja visitante (21-23).

Vuk Radivojevik entraba con fuerza a canasta e inauguraba el segundo cuarto empatando el partido. Fue él el que intentó que el Fuenlabrada jugase a lo que mejor sabe (correr y tirar en transición) pero el Ricoh Manresa se lo impidió con un par de faltas. El partido se trababa un poco y se sucedían los tiros libres en ambas canastas. El Fuenlabrada fallaba canastas fáciles y el Manresa no perdonaba. Parecía el mundo al revés: a Oleson no le entraban los tiros y el Manresa jugaba como el Fuenlabrada (construyendo desde la defensa y atacando rápido y bien), a 1:52 para el descanso el marcador (31-39) obligaba a Luis Guil a pedir un tiempo muerto. Pero las cosas no mejoraban, el Fuenlabrada seguía desacertado y el Manresa no cejaba en su empeño. El descanso llegaba con diez puntos de ventaja para los visitantes (33-43). La victoria sin duda era justa pero la ventaja un tanto excesiva.

El tercer cuarto empezó siguiendo los mismos derroteros. Los madrileños no acertaban a encontrar su juego, erraban pases y tiros y el Manresa anotaba con una precisión maquinal. Luis Guil pedía otro tiempo muerto: no habían pasado ni tres minutos y ya perdían por dieciséis puntos (33-49). Cada vez que el Fuenlabrada daba señales de recuperación Asselin se encargaba de recordarles quién era hoy el dueño del encuentro. Mientras que el Fuenlabrada necesitaba aplicarse a fondo para acercarse a siete puntos, al Manresa parecía no costarle apenas esfuerzo volver a despegarse en el marcador. El cuarto terminaba con 49-60 y la sensación de que hoy no habría heroica remontada.

El último cuarto avanzaba y la ventaja del Ricoh Manresa seguí rondando los diez puntos. Cada vez que el Fuenlabrada intentaba jugar rápido los catalanes les rompían el ritmo. El tradicional recurso al triple hoy no funcionó. Sólo Blanco y ―sobre todo― Radivojevik parecían estar a la altura, pero Asselin ―para desesperación de jugadores y aficionados del Fuenlabrada― parecía empeñado en batir algún tipo de record.

A 3:29 para el final del encuentro el marcador era de 61-75 y todo parecía decidido. Pero Luis Guil ―que, a pesar de la derrota, estuvo brillante en la dirección de su equipo― no se resignó a ello. Puso en cancha un quinteto de hombres «pequeños» y optó por una presión defensiva a toda cancha. La cosa pareció dar resultado y Radivojevik y Valters ajustaban algo el marcador (68-75). Muchos se preguntaban por qué no habían aparecido antes esa intensidad y acierto. Se producía un intercambio de canastas que obviamente favorecía al Ricoh Manresa. A treinta segundos para el final Oleson recibía un tapón y el Manresa anotaba con rapidez en la otra canasta: parecía una suerte de emblema de lo que había resultado el partido.

El Fuenlabrada optó por realizar faltas rápidas y parar el partido. Un triple de Valters y una canasta espectacular de Saúl Blanco nos servían para recordar de lo que es capaz el equipo madrileño. Pero ya era tarde. El partido terminaba, por fin, con un marcador de 78-87. Pero el Ricoh Manresa hacía mucho tiempo que había obtenido la victoria.

Quizá haya sido cuestión de mala suerte, es posible que se haya dado una extraña conjunción de factores o que haya pesado demasiado la responsabilidad de alcanzar el sueño de jugar los play-off, pero el caso es que el Fuenlabrada de hoy no se ha parecido en nada al del resto de la temporada. Pero Luis Guil ha reaccionado de manera impecable en todo momento por lo que, a poco que el rendimiento de sus jugadores recupere su nivel habitual, no todo está perdido. Más allá de ello, e independientemente de cómo quede la clasificación a final de temporada, nadie podrá quejarse de lo que el Alta Gestión ha hecho este año. Pero precisamente porque sabemos de lo que son capaces les queremos ver en la fase final de la liga. Y lo mismo puede decirse del Ricoh Manresa. Da gusto ver a equipos así sobre el parquet.


SALA DE PRENSA
Jaume Ponsarnau (entrenador Ricoh Manresa)

«Dejando aparte los equipos que juegan la Euroliga hoy nos enfrentábamos la mejor defensa contra el mejor ataque. Sabíamos que debíamos partir de una buena defensa, precisamente nuestra buena defensa en el segundo y tercer cuarto ha sido lo que ha determinado el rumbo del partido: a partir de ahí hemos tenido buenas sensaciones tanto individuales como colectivas. Aunque queda mucha liga sí parece que estamos cerca de afirmar que el año que viene estaremos en la ACB. Lo importante, una vez asegurado ese objetivo, es hacer todo lo posible para meterse en los play-off, otro asunto es que lo consigamos. Hoy nuestro pick and roll dinámico y cierta superioridad en la pintura han sido claves, pero si había un equipo capaz de remontar esta situación era el Fuenlabrada y hemos tenido que aplicarnos a fondo. Quiero dedicar el partido a las dos aficiones: es increíble que dos equipos como nosotros nos estuviésemos jugando hoy lo que nos estábamos jugando. Y quiero dedicar la victoria a la familia de Fernando Peñarrubia, nuestro delegado, que no ha podido viajar con el equipo debido a un problema familiar.»
Luis Guil (entrenador Alta Gestión Fuenlabrada)

«Salvo en el primer cuarto, el Manresa nos ha ganado tanto táctica como individualmente. No hemos tenido ninguna solidez defensiva, hemos ido a remolque. Al no poder construir nuestro ataque desde la defensa no hemos tenido opción en ningún momento. La presión por el tema del play-off quizá haya afectado al equipo. Jugando en estático todo el tiempo y sin poder correr lo pasamos mal. Cuando nos ajustamos al ritmo de equipos que están acostumbrados a jugar por debajo de 80 puntos sufrimos mucho. Estamos trabajando para mejorar en el rebote y ajustar las pérdidas. Es la primera vez en la temporada que perdemos un partido de esos que no “podíamos” perder. De todos modos creo que vamos a seguir peleando por meternos en play-off hasta el partido contra el Iurbentia Bilbao Basket.»


Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris