Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Abusos en VillaPSOE

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
lunes, 16 de marzo de 2009, 09:27 h (CET)
Emilio Pérez Touriño, por un lado, y Anxo Quintana, por otro, han mirado al tendido en numerosas ocasiones para allanar el camino interesado de varios dirigentes socialistas gallegos y no gallegos en “VillaPSOE”.

Con la adecuada interpretación de la ley de costas y con la nueva regulación que para Galicia ha hecho el bipartito, Núñez Feijóo tiene ya un problema sobre la mesa: derribar “VillaPSOE” o negociar sin más demora; aunque sospechamos que habrá cambio de cromos.

Muchos de los socialistas gallegos, criados en las ubres falangistas y protegidos por el propio franco-falangismo, por ser sus progenitores — en muchos casos — afines o defensores del régimen, se habían acostumbrado a ‘señoritear’. Solo les faltó ejercer de señores feudales y reinstaurar viejos y nefastos derechos.

Una de esas formas de feudalismo es el nuevo mapa de abusos políticos de Galicia, entre los que se encuentra la denostada y más conocida parcela como “VillaPSOE”. Y es que, para que puedan acceder los adinerados señoritos de la siniestra a la socialista “VillaPSOE”, las máquinas excavadoras empiezan a derribar casas y chalets. Es algo así como el castigo del socialismo gallego a la ciudadanía de esa comunidad autónoma.

Si no se da prisa en tomar posesión de la Presidencia, Alberto Núñez Feijóo, parece que el PSG está dispuesto a castigar y fustigar al pueblo gallego por su osadía de no dar la mayoría en la jornada electoral al socialismo de despilfarro, mediocridad y discordia.

Y es que los nuevos ricos del sectario socialismo, con tal de sacar provecho y beneficio, son capaces de lo que no está escrito. Ahí está el motivo de su cosecha de odio y desprecio en las urnas gallegas. Cada vez hay menos dudas respecto a que el sectarismo socialista solo es bien recibido por las colectividades cuando abandona el poder, de forma paulatina y ordenada.

El abuso socialista se incrementa al enterarnos que únicamente han abonado el 10% del valor de expropiación de las parcelas que estaban en primera línea de playa y lo han hecho con precio de desprecio, miseria y abuso. Como ven: cuando se trata de beneficiar a unos pocos de los suyos, determinados tipos de sectarismo pisa a quien sea preciso, porque la otra parte no importa.

Y no solo no importa, sino que está ahí para ser pisoteada en sus derechos y en su existencia. Es la forma de ser y actuar de quienes tienen como aspiración principal el hecho de medrar a costa de quien sea y como sea. Para el socialismo, el bien público está formado por un buen número de males particulares. Lo entienden tal y como lo expresaba Anatole France.

Frente al mal entendimiento de lo público por parte del socialismo, mejor quedarnos con el pensamiento de John F. kennedy: “El liberalismo, la fe en la habilidad del ser humano, la razón y el juicio son nuestra mejor baza y nuestra única esperanza en el mundo de hoy”.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris