Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Todos contra el nacionalismo

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
lunes, 16 de marzo de 2009, 09:27 h (CET)
Las elecciones del pasado primero de Marzo en el País Vasco han dejado un panorama oscuro en aquellas tierra de “tots els colors del verd” a los que cantaba mi paisano Raimon hace ya algunos años. El Partido Nacionalista Vasco ganó las elecciones pero, visto lo visto, sus militantes tendrán que abandonar las instituciones vascas después de varias décadas de gobernar las mismas. A la vista de los resultados será el segundo partido más votado, el Partido Socialista de Euzkadi- EE, quien ostentará la lendakariza y Patxi López, un vasco de Euzkadi, sustituirá a Ibarretxe al frente del Gobierno vasco. Los veinticinco parlamentarios socialistas, sobre un total de 75 en el Parlamento, tendrán sobre sus hombros la pesada losa del poder cada día y cada votación con el susto y el problema de ver cómo las sacan adelante.

Ahora, ocho años después del primer intento, aquel llamado “frente constitucionalista”, un eufemismo para no decir “nacionalismo español”, ha obtenido los parlamentarios suficientes para desalojar a los nacionalistas de las instituciones vascas. La noche electoral del primero domingo de Marzo fue corta, se conocieron pronto los resultados y tanto en Ferraz como en Génova, sedes nacionales del socialismo y los populares, corría el cava sin freno ni medida. La muchachada de la gaviota recuperaba Galicia y sus parlamentarios podían hacer posible mandar a casa a Ibarretxe y sus seguidores, mientras en casa de los chicos de la rosa, cada día más marchita, veían a Patxi López sentado en el sillón más alto. Por fin el nacionalismo español iba a gobernar en lo que para muchos de ellos siguen siendo las provincias vascongadas. La bandera roja y gualda ondeará sin problemas ni restricciones en todos los edificios públicos del País Vasco.

Pero todo no va a ser tan fácil, los socialistas necesitan el apoyo de los populares para que su candidato sea nombrado lendakari, han de de pactar, todavía no sabemos en qué términos, con los mismos con los que un día si y otro también se pelean en la Carrera de San Jerónimo. Si el pacto PSE-EE con el PP llega a ramos de bendecir, que llegará, tanto Mariano Rajoy como Rodríguez Zapatero tendrán que rebajar el diapasón de sus intervenciones madrileñas. Será difícil ser socios en el norte y adversarios en el rompeolas de las Españas y más cuando el Presidente del Gobierno se queda ahora sin los apoyos que hasta la fecha tenía de los parlamentarios del PNV y cuando los representantes de la derecha catalana le venderán a mayor precio sus apoyos en Madrid, y más cuando el Partido Popular ya comienza a rondar a la derecha nacionalista catalana con cantos de sirena.

No se conocen las condiciones que los populares van a poner para votar a Patxi López como lendakari, pero seguro que serán duras. Por lo leído y escuchado a algunos de sus representantes quieren borrar todo signo de nacionalismo en Euzkadi, cambiar la política de las ikastolas, mudar totalmente la ETB, la televisión basca, en fin, hacer tabla rasa de toda aquello que huela a nacionalismo. En Euzkadi un nacionalismo, el español, va a sustituir a otro, el de la tierra. Difícil va a tener gobernar Patxi López que tendrá que negociar cada uno de sus proyectos con el resto de grupos parlamentarios y va a ser muy difícil que consiga los apoyos del PNV, así que tendrá que lanzarse a los brazos de un Partido Popular que nunca ha entendido las peculiaridades de las gentes y tierras de España. Duro va a ser el peaje que el socialismo vasco tendrá que pagar para gobernar en aquellas tierras.

Pero después de estas elecciones los nacionalistas vascos han demostrado tener un mal perder. Da la impresión que creían que Euzkadi era todo suyo, que las verdes tierras vascas eran su exclusiva casa y ahora tratan a los partidos llamados “constitucionalistas” como si se tratara de okupas que les desalojan de las instituciones. Estos resultados demuestran las miserias y grandezas de la democracia, los más votados se quedan fuera del gobierno, pero es totalmente legitimo y demócrata que la suma de votos y parlamentarios pueda tomar el timón de la nave, aunque los sumandos sean tan dispares como los socialdemócratas y la derecha a los que lo único que une es el ansia de caminar juntos contra el nacionalismo.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris