Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Violeta Santander, víctima a la fuerza

José Luis Palomera
Redacción
miércoles, 18 de marzo de 2009, 13:30 h (CET)
Esta pobre chica, víctima de la demagoga y rancia sociedad continúa padeciendo por algo que no padeció ni en sus carnes ni en su mente.

Cual cebo de los más avispados medios "pescadores de vísceras, morbo y polvo", es vapuleada por unos y por otras, por no decir que fue maltratada aunque no lo fue, por no decir que odia a su novio al cual no odia, y por no decir que el profesor Neira es su " heroico salvador".

Hay que decir que estás muerto aunque estés vivo si la sociedad "solicita a los medios carniceros" que estés muerto. La sociedad española, al igual que una buena parte de la humanidad, no piensa por sí misma, simplemente "pasa de todo lo que no le afecte directamente mientras sobrevive de carnaza".

Para empezar, ni está probado que Violeta sufriera malos tratos ni ella -supuesta agredida- dice que fuera víctima de los mismos. Ahora bien, si por zarandear en este caso por hacerse con un móvil, u otras majaderías habituales entre parejas, significa afirmar y reafirmar que se producen "malos tratos" resultaría que todos los hombres de este país y algunas mujeres, somos culpables de infligir malos tratos a nuestras parejas. Porque digo yo, cuántas veces ya fuera de novios o esposos no hemos tenido algún zarandeo con nuestra pareja...

El caso de Violeta Santander viene bien al cuento de los avispados demagogos, los cuales intentan tapar el enorme desafuero de justicia que padecemos.

Cientos de víctimas- casi todas mujeres- en apenas unos años. Mujeres, rehenes de una justicia cancerígena incapaz de poner a buen recaudo a los cobardes asesinos que en cuanto pueden acuchillan a la siempre bella mujer, madre de todas las vidas...

El verdadero dilema de la violencia de género que los medios de comunicación deberían de hacer eco y bandera, se encuentra en las pésimas instituciones, los pésimos legisladores, los pésimos magistrados y los pésimos políticos al servicio únicamente de los intereses de sus febriles partidos mantenidos con el voto de una sociedad pasota.
En cuanto al profesor Neira - no me queda duda de que si hubiera sido el barrendero del barrio esto no hubiera tenido más trascendencia- hay que decir que él entendió que Violeta estaba siendo maltratada y actuó en su defensa lo cual la sociedad le agradece. Ahora bien, hay que decir que lo que hizo el profesor lo hemos hecho millones de españoles alguna vez. Sí, millones de españoles hemos salido en defensa del más débil en cientos de ambientes, casos y ocasiones cosa por la cual "hemos recibido" salir las "orejas agachadas" cuando no con más de un rasguño o contusión.
Saben los medios de comunicación cuántas medallas, elogios y loas nos han dado a los españoles que alguna vez sacamos cara y físico en defensa del más débil... la respuesta es obvia.
El profesor Neira es uno más y no uno de los Más, verdad es que salió en defensa de algo que entendió ofensivo y recibió por parte del que entendió que se estaban metiendo en su vida privada unos golpes, innecesarios y desde luego reprochables. Siempre he detestado la agresión cualquier agresión, excepto la defensa propia, sin embargo hay que ponerse en su lugar para saber cómo hubiéramos reaccionado los demás.

La falta de Antonio Puerta, novio de Violeta, no es otra que la agresión al un ciudadano, las posibles negligencias de los encargados de atender al profesor en su momento no es otra historia.

En resumen; de un asunto de agresión, se crea una víctima de malos tratos que no se considera víctima, ni existen indicios para comprobar que hubiera malos tratos -si su novio le da una bofetada en el estado que estaba- le deja toda la cara en el sitio,demagogias al retrete, no seamos ingenuos- se ha montado una parafernalia que vendida a la vorágine social ha producido millones de Euros para bolsillos y arcas de los "pescadores de carnaza".

Por otro lado al ilustre profesor se le ha concedido una medalla, supongo que para premiar el honor, la galantería, el pudor y la heroicidad, amén de lo que este señor se embolse, -hoy le entrevistan creo-

En cuanto a quienes consideran a Violeta Santander mercante de un suceso sin Suceso, simplemente decirles que se confunden. El mercante, o los mercantes los que se llevan los millones, son aquellos que lo difunden, venden y cobran haciéndose de oro a cuenta de las ansias morbosas de millones de telespectadores.

Violeta de los enormes beneficios apenas se lleva las migajas, faltaría más que además de llamarla de todo, soportar de todo, incluso tacharla de padecer el Síndrome de Estocolmo tuviera que pagar de su bolsillo aquello que la vorágine sociedad consume cual róbalo hambriento.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris