Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La degradación del lenguaje

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
miércoles, 18 de marzo de 2009, 13:29 h (CET)
De manera más o menos consciente estamos expuestos a un sistemático bombardeo de la publicidad. El volumen de mensajes publicitarios que una sola cadena norteamericana, la NBC, transmite anualmente es de casi 50.000 “spots” distintos. De acuerdo con el profesor Hakawa, el norteamericano medio habrá visto por la pequeña pantalla unos 500.000 mensajes publicitarios.

Los españoles visionamos la televisión unos diez minutos cada hora. Este tiempo representa una media de mas de cuarenta mil anuncios anuales. Con todo esto se puede afirmar el increíble poder de la publicidad, la gran repercusión potencial que alcanzan las campañas publicitarias. De ahí que la publicidad pueda ser entendida como “El quinto poder”.

El receptor sufre un impacto notable por los modos en que está realizada esa publicidad. Un caso muy concreto es el del lenguaje. Los creativos publicitarios buscan una llamada de atención, y no reparan en medios para conseguirla. Las palabras utilizadas se no se corresponde con el lenguaje correcto. El solecismo -la agresión a la sintaxis o a la pureza del idioma- se repite causando una lenta degradación.

Por otra parte, el influjo televisivo es mayor en los niños. De modo que los profesores se ven impotentes para corregir las deformaciones idiomáticas que ha ido sembrando el lenguaje inadecuado de los "spots" televisivos.

Urge una defensa del lenguaje y la creación de una normativa para que los anuncios se ajusten a una corrección idiomática y que, el mensaje publicitario, se ajuste a una norma que sirva de pauta y de modelo para todos aquellos que elaboran las campañas de publicidad. Así se conseguirá un buen patrón para el uso del idioma y la actividad publicitaria servirá de escuela del buen hacer y del bien hablar. De lo contrario, la riquísima lengua castellana habrá quedado herida de muerte en una generación.

“La palabra nace del silencio y en el silencio muere”.

____________________

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris