Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Breve Misericordia de los hombres en la Tierra de las Misiones

Luis Agüero Wagner
Redacción
jueves, 12 de marzo de 2009, 06:57 h (CET)
El escritor Robert Bolt narró en su historia La Mision, hechos verídicos sobre las guerras guaraníticas, que los Jesuitas y los indígenas guaraníes libraron contra los Bandeirantes, al servicio del imperio portugués.

La orden de la Compañía de Jesús evangelizó y educó a los indios guaraníes, construyendo civilizadas comunidades, durante 100 años, que hoy ocupan territorios de Paraguay, sur del Brasil y parte de Argentina, pero luego fueron expulsados por presión del Imperio portugués, en 1767, quien codiciaba los ricos territorios ocupados por estos, y que el Imperio Español les había cedido por el Tratado de Madrid en 1750. En el contubernio no estuvieron ausentes las ambiciones del marqués de Pombal, la masonería y los tentáculos del mismo Vaticano.

Las Misiones Jesuíticas fueron literalmente borradas del mapa y sus habitantes asesinados y deportados como esclavos al Brasil. Los Jesuitas nunca pudieron volver al territorio donde habían construido un imperio basado en un modo de producción que mucho tenía de comunista.

La actual situación de los nativos del Paraguay no está muy distante de la narración de Bolt, quien supo describir en su guión cómo los mismos hombres que predicaban la infinita misericordia de Dios podían también enseñar cuán breve era la misericordia de los hombres.

Un grave conflicto indígena se originó cuando sin dar explicaciones, el clérigo-presidente de Paraguay, Fernando Lugo, destituyó a la aborigen Margarita Mbywangi del cargo de secretaria de Asuntos Indígenas.

La destitución se dio apenas cuatro meses después de haber asumido sus funciones, y tras haberse publicitado el nombramiento con bombos y platillos por toda la prensa nacional e internacional.

El nombramiento de Mbywangi fue uno de los hechos más aprovechados publicitariamente por la prensa del obispo, altamente dependiente de los medios y de los golpes de efecto, tales como encuestas de origen dudoso.

El nombramiento de Mbywangi fue difundido a los cuatro vientos como el caso "de la esclava que llegó al poder".

El gobierno afirmò que elegiría un nuevo titular del INDI en una asamblea, durante cuya preparación fueron denunciadas todas las modalidades de manipulación.

La situación se complicó aún más luego de la asamblea indígena para decidir quién dirigiría el INDI, dado que el gobierno del obispo Fernando Lugo se negó a acatar el resultado del cónclave.

"El Ministro de Educación y Cultura (MEC), Horacio Galeano Perrone, dijo esta mañana que no reconocerá al líder de la parcialidad Nivaclé Erasmo Pintos quién fue elegido ayer por voto popular en el Congreso Nacional Indígena para ocupar la presidencia del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI)" informaba hace unos días un periódico digital paraguayo.

De esta manera, volvieron a evidenciarse las intenciones de manipular la elección de un indígena para dirigir la secretaría del estado referente a pueblos nativos.

El líder nativo Erasmo Pintos, quien en la jornada asamblearia fue elegido por 1.800 indígenas para dirigir el INDI, dijo que no aceptaba las expresiones del ministro Horacio Galeano Perrone.

El titular de la cartera de Educación y Cultura dijo antes que Pintos no será el titular del Instituto del Indígena porque “ese no era el trato” con los nativos.

Luego de algunos días de la finalización del congreso que reunió a estas comunidades en Remansito (Bajo Chaco), la elección del nuevo titular del INDI aún no fue reconocida por el gobierno.

Tras la oposición de Horacio Galeano Perrone, Ministro de Educación y Cultura, a reconocer al nuevo líder indígena electo, el mismo Fernando Lugo se lanzó contra los manejos indígenas lanzando mensajes de desacuerdo conlo actuado, y afirmando que el INDI sólo “ha contribuido a agravar la pobreza y ha sido utilizado como instrumento político”.

Erasmo Pinto, líder electo en la votación del Congreso de Remansito, esperaba en Filadelfia hoy martes al Presidente de la República “para conversar, no para pelear”.

Asegura Pinto que cuentan con toda la documentación necesaria para avalar su propuesta a la candidatura como nuevo presidente del INDI y que ahora “le toca al Presidente (Lugo) cumplir con lo que ellos convocaron”, en clara alusión a la propuesta que hizo el Gobierno de celebrar este congreso nacional indígena.

Sin embargo, al parecer la verdadera intención era manipular los resultados, algo que no pudieron hacer, y ahora se niegan a acatar el resultado del congreso que ellos mismos convocaron.

Los indígenas ofuscados, incluso organizaron cierres de rutas para expresar su disconformidad luego de conocer la posición del gobierno.

El gobierno del obispo Fernando Lugo también fue el primero en la historia del Paraguay independiente en reprimir con violencia policíaca una manifestación de nativos, pese a haberlos invocado permanentemente en su proselitismo.

" Parece que, en Paraguay, la tragedia de los indígenas ya no tendrá solución" titula una nota al respecto el portal Ecoportal.

"El INDI es apenas una burda excusa para mentir a los indígenas y mantener por algún tiempo más la “ilusión” de ellos de acceder a una vida digna " afirma el comentario.

Solo puede entreverse como una cruel burla y falta de respeto hacia las comunidades indígenas la actitud del gobierno, al negarse a acatar decisiones de la asamblea de pueblos nativos, y perpetuar el martirio sufrido por los verdaderos dueños de estas tierras, desde tiempos de la conquista y colonización de América.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris