Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

De la maltrecha presunción de inocencia de Esperanza Aguirre

Mario López
Mario López
jueves, 12 de marzo de 2009, 06:57 h (CET)
Esperanza Aguirre es la presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Creo que eso nos ha quedado ya muy claro a todos. No hay más que ver lo mucho que a ella le gusta pasear su bandera en chaquetas y colgantes que componen a diario su personal atavío.

Y es quizá por este motivo que no podemos considerarla la persona más adecuada para determinar si la investigación del espionaje del Partido Popular es un montaje o un absurdo. Evidentemente, en su calidad de presidenta del Gobierno regional, puede liquidar la investigación y dar carpetazo a un asunto que, si bien ha tenido un prolijo tratamiento en la prensa, en la comisión parlamentaria no ha llegado a ver la luz. Varios personajes del Gobierno regional y del PP de Madrid están relacionados –fundamentalmente como víctimas- con el caso. Doña Esperanza dijo en su día que ella era la primera interesada en investigar el caso y que quería luz y taquígrafos. Ahora vemos que no es así. Hemos visto en varias ocasiones como uno de los primeros voluntarios en buscar el cadáver de la víctima de un asesinato acaba siendo el propio asesino. Cuando a uno se le llena la boca en defensa de la transparencia política y, a la primera de cambio, recula, se está delatando solito. Los altos cargos a los que cabría imputar la responsabilidad de urdir la trama de espionaje han negado con vehemencia, no exenta de cierta credibilidad, conocer el asunto. Todos menos ella, la lideresa. Lejos de negar su culpa ha negado la causa, que no es lo mismo. Decir que un asunto tan abundantemente documentado como el del espionaje madrileño es un montaje, sin dar la menor explicación, sin permitir el acceso a documentos y declaraciones de ciertos responsables en el ámbito de una comisión parlamentaria, es prácticamente hacer una declaración de culpabilidad. Esto lo sabe cualquier director de colegio o instituto de educación secundaria. Yo, honestamente, tengo para mí que la urdidora de la red de espionaje de la Comunidad de Madrid es Esperanza Aguirre. Claro que en nuestra legislación sólo existe la presunción de inocencia. Sería yo o, como se ha intentado vanamente, el Parlamento regional el que tendría que determinar la culpabilidad de doña Esperanza, en el caso de que tal cosa fuera cierta. Pero, ¿en qué queda la presunción de inocencia si se niega la posibilidad de investigar el delito del que se deriva tal presunción?

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris