Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Artículo opinión  

La obscena Termodinámica

Mikel Agirregabiria
Redacción
martes, 10 de marzo de 2009, 05:41 h (CET)
Mi sorpresa cuando siendo muy joven comprendí el impúdico Segundo Principio de la Termodinámica.

Como la movida Mecánica o la límpida Óptica, podría la Termodinámica considerarse una rama más de la Física. Pero contiene bochornosos secretos que sus leyes desvelan. La Primera Ley es el conocido principio de conservación de la energía. La energía puede transformarse, pero mantiene su valor total. Parece una tranquilizadora constatación de una cierta permanencia del universo.

La sorpresa surge con la Segunda Ley que restringe las posibilidades que abría la Primera. Resulta que los intercambios de forma de la energía sólo pueden producirse si necesariamente aumenta la entropía, que es… el desorden. Revela que la naturaleza propende inexorablemente hacia el caos. Resulta escandaloso saber que la sórdida entropía implica que no hay límite de máxima temperatura, pero sí de mínima (apenas -273ºC que representa el orden extremo de la materia).

La energía se transforma sólo degradándose, luego todo es irreversible. Los procesos de transformación energética, incluida cualquier forma de vida, caminan hacia un inevitable maremágnum final. Ayer había más orden que hoy y mañana habrá menos. Pocas verdades, filosóficas o científicas, son más angustiosas que este segundo axioma. Surgen dos interrogantes: 1º ¿Deberíamos restringir los libros de Termodinámica sólo a adultos bien formados? 2º Si el desorden es una fatalidad implacable, ¿para qué voy a arreglar mi cuarto de estudio?

Noticias relacionadas

Reflexiones sobre Pascuas

Universidad en la diversidad

Donde hablamos de chaqueteros, incremento del paro catalán y otros

“Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible”. (Bertrand Russell)

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris