Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Israel puro

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 7 de marzo de 2009, 23:19 h (CET)
El slogan tradicional de la derecha sionista era ir hacia un Gran Israel. Con el tiempo ésta fue reduciendo sus pretensiones sobre Jordania o sobre todos los territorios conquistados en 1967. Sin embargo, hoy quisieran que a los palestinos Israel no entregue zonas o si lo hacen éstas sean pocas.

Ahora, sin embargo, ha surgido una nueva derecha quien aspira antes que a un Israel geográficamente grande uno étnicamente puro. Lieberman representa a cientos de miles de emigrados de la exURSS que no son parte de los antiguos partidos de la derecha religiosa o nacionalista, sino que traen la ‘moda’ del este europeo post-socialista de querer hacer limpiezas y transferencias étnicas a fin de rediseñar Estados lo más nacionalmente puros posibles.

Lieberman, cuyo rol será clave en el nuevo gobierno hebreo, es el primer líder sionista que habla de permitir un Estado palestino al que incluso pudiesen entregar zonas densamente árabes que estuvieron en Israel desde su creación.

Para él más importante que anexar zonas palestinas es librarse de la minoría árabe a la que quiere quitarle la ciudadanía a menos que jure lealtad al sionismo, mientras que quiere agilizar las conversiones al judaísmo. El eje del nuevo etnonacionalismo hebreo es pureza antes que grandeza.

Noticias relacionadas

España en el medio de una intriga internacional

La presencia de Valls ha sido una imposición del Elíseo aceptada de mala gana por parte de Cs

La contradicción anti-pactos

Aquellos que me han leído alguna vez saben que me considero un periodista de “buenas noticias”

Noticias

Aquellos que me han leído alguna vez saben que me considero un periodista de “buenas noticias”

Conceptos de libertad

Ser libres es lo importante

Me niego a que me mutilen el corazón

“Unirse es un buen plan y un justo concebir. Trabajar juntos es el gran avance, el mayor progreso, pues lo que se hace corazón a corazón, revierte en humanidad.”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris