Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Israel puro

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 7 de marzo de 2009, 23:19 h (CET)
El slogan tradicional de la derecha sionista era ir hacia un Gran Israel. Con el tiempo ésta fue reduciendo sus pretensiones sobre Jordania o sobre todos los territorios conquistados en 1967. Sin embargo, hoy quisieran que a los palestinos Israel no entregue zonas o si lo hacen éstas sean pocas.

Ahora, sin embargo, ha surgido una nueva derecha quien aspira antes que a un Israel geográficamente grande uno étnicamente puro. Lieberman representa a cientos de miles de emigrados de la exURSS que no son parte de los antiguos partidos de la derecha religiosa o nacionalista, sino que traen la ‘moda’ del este europeo post-socialista de querer hacer limpiezas y transferencias étnicas a fin de rediseñar Estados lo más nacionalmente puros posibles.

Lieberman, cuyo rol será clave en el nuevo gobierno hebreo, es el primer líder sionista que habla de permitir un Estado palestino al que incluso pudiesen entregar zonas densamente árabes que estuvieron en Israel desde su creación.

Para él más importante que anexar zonas palestinas es librarse de la minoría árabe a la que quiere quitarle la ciudadanía a menos que jure lealtad al sionismo, mientras que quiere agilizar las conversiones al judaísmo. El eje del nuevo etnonacionalismo hebreo es pureza antes que grandeza.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris