Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   Sociedad   -   Sección:   Opinión

La carga de la cruz

Compartiendo diálogos conmigo mismo
Víctor Corcoba
domingo, 20 de marzo de 2016, 04:38 h (CET)
La muerte ya no es muerte, sino vida.
La vida ya no es vida, sino camino.
El camino ya no es camino, sino rostro.
El rostro ya no es rostro, sino rastro.
El rastro ya no es rastro, sino cielo.
El cielo se ha glorificado con Jesús.
Y en Jesús, la vía dolorosa se diluye.

La cruz da miedo, pero al fin gozo.
Hemos de aceptarla porque sí.
Junto a la cruz todo es poesía.
En la cruz también estuvo su madre.
En la cruz también estaremos todos.
Para gloria nuestra y de Dios Padre,
con el triunfo del bien sobre todo mal.

Jesús nos acompaña y acompasa.
Vive con nosotros hasta el fin.
Tomó las noches y las volvió días.
Se dejó crucificar sin lamentos.
Nos abrió la puerta de la esperanza.
Nos hizo sentir la belleza de la bondad.
La bondad del buen darse y donarse.

Tomando sobre sí la cruz, como Jesús,
yo también quiero amar y dejarme amar.
Por eso, en tus manos dejo mis silencios,
a tus pies pongo mi soledad,
para llorar con los que lloran,
pues tras la estación del dolor,
siempre despunta un amor sin límites.

Jesús cae, pero siempre se levanta.
Quiso agonizar en la cruz consciente.
Y aunque, aplastado por el peso
de nuestras culpas, no desfallece,
reanuda el viaje y nos tiende su mano,
a la espera de que nos abracemos todos,
en su propia sangre, en la morada eterna.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Cayendo en la Misandria

El feminismo como tal surgió en España en la década de los 70

La supremacía blanca y la permisividad del presidente Trump

Imponderables

Hemos de contar con las debilidades humanas...para contrarrestarlas, claro

El negativismo izquierdista como arma de lucha

Los ignorantes son los muchos, los necios son los infinitos; y así el que los tuviese a ellos de su parte, ese sería señor del mundo entero.” B. Gracián

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris